Argentina es el séptimo productor mundial de quesos

Argentina es el séptimo productor mundial de quesos y en un mercado relativamente estable el consumo per cápita es de 12 kilos anuales, según un informe del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El relevamiento, denominado Quesos Argentinos, detalla que el 50 por ciento de la producción de los tambos argentinos es destinada a la producción quesera.

Asimismo, en base a cifras del Ministerio de Agricultura, la producción local de quesos es cercana a las 500 mil toneladas y se clasifica en blandos (50%), semiduros (35%) y duros (15%).

Las variedades de queso que ofrece actualmente el mercado son cerca de 40 y los dos grandes jugadores nacionales son las empresas La Serenísima y SanCor seguidas de un centenar de pymes.

Según SanCor el mercado de quesos local permanece “relativamente estable” dependiendo de la capacidad de compra de los consumidores, del precio del producto y sus potenciales sustitutos.

Para la cooperativa, el queso, en términos relativos, “es un producto de alto valor para el consumo básico” por lo que el potencial del crecimiento puede darse mediante el aumento de la frecuencia de la ingesta y la cantidad de quesos consumidos.

Las empresas aumentan la oferta quesera a través de distintos lanzamientos. La Serenísima, del grupo Mastellone, dio a conocer en los últimos tiempos variedades como Chubut (semiduro) y Grana Pampeana (duro).

SanCor a través de Quesabores en hebras convierte al queso en un ingrediente distinto para incorporar a las comidas. También se lanzó esa misma marca en fetas y luego SanCor Corazón de Horma para la línea de quesos semiduros y duros.

Al consultársele si el queso se elabora por sobreoferta lechera, en SanCor dijeron que “no existe sobreoferta de leche, sino que hay un mercado de exportación de lácteos, muy dinámico y volátil en particular bajo la forma de leche en polvo”.

El mercado doméstico consume entre 70-75 por ciento de la leche producida en el país y el resto constituye un importante mercado que provee especiales oportunidades para el sector lácteo y para el país porque implica un significativo ingreso de divisas.

“Dependiendo de los precios internacionales (altamente volátiles) se estimula o deprime la producción de determinados subproductos, de acuerdo al interés por comercializar internacionalmente”, indicaron en SanCor.

Entre los quesos preferidos por los consumidores, se indicó que el queso cremoso-cuartirolo es el de mayor venta y se encuentra presente en ocho de cada 10 hogares. Le siguen el queso por salut y el pategrás. Las tendencias light se mantienen con una participación estable. (Télam).-


Comentarios


Argentina es el séptimo productor mundial de quesos