Argentina justificó su abstención



BUENOS AIRES (DyN).- El embajador argentino en Cuba, Darío Alessandro, afirmó ayer que “no es una novedad” la decisión de la Argentina de abstenerse de votar una resolución de las Naciones Unidas, por la violación de los derechos humanos en ese país. Alessandro justificó la abstención del gobierno argentino al sostener que “lamentablemente” esa comisión “no está teniendo una visión objetiva al analizar los derechos humanos en distintos lugares del mundo”. El embajador advirtió que “hay una politización evidente” en la resolución impulsada por los Estados Unidos. El embajador justificó el voto en l tradicional postura de la Argentina de “no intervención” y “no injerencia en los asuntos internos de otros países”.

En esta oportunidad Alessandro explicó que la abstención tiene básicamente “dos motivos lógicos. Uno es que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU no ha sido objetiva al analizar la situación de los derechos humanos en distintos lugares del mundo y hay una politización evidente” al tratar este caso.

Según el embajador argentino en Cuba, “eso fue reconocido la semana pasada por el propio titular de la ONU, Kofi Annan”.

Alessandro sostuvo además que el Gobierno argentino adopta un concepto de derechos humanos “más general” de lo que toman los Estados Unidos en su proyecto. “Los derechos humanos son derechos civiles y políticos, pero también son derechos económicos y sociales”, destacó. Consultado sobre las denuncias de la existencia de “presos políticos” en Cuba, Alessandro ratificó que “sobre la situación interna y política en otro país debo abstenerme de emitir una opinión”, sobre todo por su “condición de diplomático”.


Comentarios


Argentina justificó su abstención