Argentina logró una histórica goleada y está clasificada



Festejó siete veces frente a los egipcios. Una gran tarea de los "pibes" de Pekerman.

BUENOS AIRES (DyN) - Argentina hizo bandera. Goleó ayer 7 a 1 con máxima comodidad a un Egipto incapaz de rendir equivalencias y con antelación se aseguró en el estadio "José Amalfitani" el pase a la segunda ronda del Mundial Juvenil "Argentina-2001".

En el primer tiempo fueron veinte mil las personas que vieron brillar a Javier Saviola, pero quienes parecieron no divisarlo eran los once egipcios que tenía más cerca.

El "Conejito", quien quiere ser transferido al Barcelona, fue el autor de tres de los cuatro goles que los argentinos le convirtieron a Egipto en el primer tiempo. El otro tanto lo obtuvo Fabricio Coloccini.

Por la diferencia en el juego y en el marcador el partido ya quedó claramente resuelto con demasiada anticipación.

En el segundo capítulo el sobresaliente fue el mediocampista Maximiliano Rodríguez, quien inclusive sumó en la red, y las otras conquistas le correspondieron a Leandro Romagnoli y Mauro Rosales.

Los egipcios sólo fueron capaces de sorprender a los 4 minutos de la primera parte, cuando Mohamed El Yamany batió a Germán Lux.

Esta victoria le sirvió a los dirigidos por José Pekerman para anticipar su clasificación para la segunda fase, ratificar la candidatura al título y recibir la ovación que le tributó el público.

Ni ese gol de la apertura le permitió a los egipcios contener a los argentinos, porque la respuesta fue contundente.

Se trató de un primer tiempo con todo para Argentina, que demostró también su fuerza anímica con los dos mensajes oportunos de Saviola.

El muy iluminado Saviola primero se valió de un rechazo del arquero para empatar y ya en el cuarto de hora sacó la primera ventaja, cuando nadie lo pudo parar en su camino al gol.

A los 19 aumentó Coloccini. Hubo un centro de Mauro Cetto desde la derecha y por el otro lado apareció el capitán para vencer a Mohamed Sobhi con un cabezazo descendente.

Un minuto antes del final de esa etapa Saviola anotó de penal, sancionado por una falta innecesaria que le hizo Abou Moslem a Esteban Herrera.

El segundo tiempo comenzó con un gol distinguido de Leandro Romagnoli, quien resolvió perfecto luego de un pase exquisito de "taquito" de Maximiliano Rodríguez.

Y a continuación Rodríguez gambeteó hasta al arquero y marcó el quinto, a pesar del ángulo cerrado.

La última estocada fue de Rosales con una corrida y un envío desde la derecha que se escapó de las inseguras manos del arquero, aunque en su trayectoria la pelota se desvió al dar en uno de sus compañeros.

En la segunda mitad de ese capítulo Argentina reguló, pero su público ya había quedado ampliamente satisfecho.

A Saviola le bastó con sólo un tiempo

BUENOS AIRES (DyN).- A Javier Saviola le bastó tan sólo un tiempo para encenderse a pleno y darle el brillo que necesitaba el seleccionado argentino de fútbol en su rotunda goleada 7 a 1 sobre Egipto.

Esta es la actuación individual del conjunto nacional.

Lux (5): Egipto atacó poco, pero no mostró firmeza y dio un par de rebotes peligrosos.

Cetto (5): Bien en la proyección, pero muy deficitario en la marca. Como atenuante, le tocó marcar a El Yamany, el mejor de Egipto.

Coloccini (5): Sobró el partido y un lujo innecesario casi le cuesta el descuento. Hizo un gol de cabeza y mostró calidad en los cruces.

Colotto (6): Sólido en la marca y bien con la pelota.

Seltzer (6): El defensor con mayor proyección y criterio.

Ponzio (5): Intrascendente y sin peso ofensivo. Lo mejor fue su permanente entrega.

Medina (6): Desorientado buena parte del primer tiempo. Luego fue el equilibrado y eficiente volante de siempre.

Rodríguez (8): Notable partido, de punta a punta. Además, marcó un golazo y asistió lucidamente a Romagnoli. Pasa por un gran momento.

Romagnoli (7): Apareció poco en el primer tiempo, pero luego causó todo tipo de zozobra, como en el gol.

Saviola (9): El sello de distinción de este equipo. Un partidazo, tres goles, varios pases-gol y toda su inteligencia para eludir rivales. Jugó un tiempo y lo sacaron para cuidarlo.

Herrera (4): Otra vez el más flojo del equipo. Estuvo impreciso y corrió más de lo que jugó. Peliga su puesto como titular.

Rosales (6): Entró por Saviola, hizo un gol y se movió bien arriba.

D"Alessandro (7): Entró para quedarse con el puesto. Otra actuación para el elogio y la esperanza.


Comentarios


Argentina logró una histórica goleada y está clasificada