Argentina y Brasil bajan el tono de disputas comerciales

Optimismo por un crecimiento del 5% para este año.




#

Amorim y Taiana destacaron la buena predisposición de los gobiernos.

BUENOS AIRES (DyN).- Los gobiernos de Argentina y de Brasil cerraron dos días de negociaciones de alto nivel con la expectativa de una reducción de los conflictos comercial y de un crecimiento de las economías de ambos del orden del 5 por ciento.

Así los destacaron hoy los cancilleres Jorge Taiana y Miguel Amorim, y los ministros Amado Boudou, de Economía, Guido Mantega, de Hacienda, Débora Giorgi, de Industria y Miguel Jorge durante una conferencia de prensa en el Palacio San Martín.

"Las perspectivas son más favorables. Las dos economías ya están creciendo a una tasa más alta que la economía de europea y americana. Argentina y Brasil pueden crecer en torno del 5 por ciento", afirmó Mantega cuando le tocó hablar.

El ministro brasileño además relativizó los efectos de la caída bursátil que se registra en las ultimas jornadas a nivel mundial, al calificarla de "una cuestión pasajera que no va a afectar" a la recuperación mundial. Consideró que las perspectivas internacionales para las economías exportadoras de commodities son buenas, e incluyó a la Argentina dentro de ese grupo de naciones que venden materias primas en los mercados mundiales.

Con ese contexto, ambos gobiernos repasaron la agenda bilateral con relación a la actuación en el Grupo de los 20, los organismos internacionales y las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea.

Respecto de la situación financiera global, Boudou informó que se coordinaron posiciones para presentar un proyecto para regular los mercados mundiales e introducir modificaciones en el Banco Interamericano de Desarrollo. Respecto del BID, Mantega fue particularmente duro, al señalar que "no tiene un desempeño satisfactorio, no ha cumplido con sus funciones" y que se propondrá una "nueva gestión del BID más eficaz en beneficio para la región". En materia de economía, ambos ministros decidieron la creación de una comisión bilateral entre la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y su equivalente brasileña, la Receita Federal, para intentar de destrabar el proyecto de Código Aduanero Común y doble arancel. Con respecto a las relaciones extrazona, Amorim dejó entender que al tratarse las negociaciones entre Mercosur y la Unión Europea que cobraron renovados impulsos este año, podría haber un acuerdo de menor envergadura que el de una zona de libre comercio .


Comentarios


Argentina y Brasil bajan el tono de disputas comerciales