Argentina y su mejor Mundial de la historia

Está en la segunda fase y se metió entre los 12 top.

HANDBOL

Fotos/AP

Argentina hizo historia en el Mundial de Suecia de handbol. Ayer tenía que confirmar con el golpe ante el dueño de casa no fue casualidad y enfrente había un rival que, a priori, era muy inferior.

Sin embargo, Chile le complicó la vida al elenco albiceleste y le hizo un gran primer tiempo. En el complemento, el conjunto de Eduardo Gallardo puso las cosas en su lugar y edificó un cómodo 35-25, en su última presentación en el grupo D.

Con esta victoria, el team criollo, que cuenta en sus filas con el viedmense Agustín Vidal, se clasificó para la segunda fase y mejoró su mejor actuación en torneos ecuménicos, que había sido el 15 puesto en Francia 2001.

A partir de esta actuación, Argentina arrastró 2 puntos para la siguiente ronda, que compartirá grupo con los conocidos Polonia y Suecia, más los tres del grupo C: Dinamarca, Croacia y Serbia (los partidos serán mañana, el domingo y el martes).

Está claro que con esta producción hay objetivo cumplido, pero cada uno de los integrantes del plantel sueña con más sorpresas.

El seleccionado chileno, dirigido por el argentino Fernando Capurro, ex ayudante de Eduardo Gallardo en seleccionados nacionales, es debutante en Copas del Mundo y terminó su participación con una unidad, tras igualar en 29 tantos con los eslovacos.

En el primer tiempo de ayer, la albiceleste mostró su peor faceta en el torneo. Ante un rival ampliamente inferior, al que le había ganado los 15 cotejos disputados, los jóvenes argentinos sintieron la responsabilidad de entrar a la cancha como favoritos por primera vez en la competencia.

Solamente los penales -cinco en la etapa- mantuvieron a Argentina cerca en el resultado, con poca agresividad en defensa y desorden en el ataque, más una tarea floja del arquero Matías Schultz, hasta ayer uno de los mejores del torneo.

De todas maneras, los albicelestes se llevaron el parcial (15-13), con la preocupación que una derrota por la mínima lo dejaría afuera del mundial, desplazado por Corea del Sur, que venció a Eslovaquia (31-26).

Sin embargo, en los primeros minutos del complemento aparecieron los lanzamientos de Juan Pablo Fernández y Diego Simonet para escaparse 21-14 y llevar la tranquilidad al equipo criollo.

Más adelante, los dirigidos por Gallardo aprovecharon las réplicas con velocidad y precisión y con el parcial de 32-22, Chile pareció resignarse.

El cierre fue todo celeste y blanco, a tal punto que durante los últimos 2 minutos casi no hubo partido, porque el banco argentino estalló y no paró de cantar.

No era para menos, porque fueron partícipes de momento más glorioso del handbol nacional. (AFP/Télam)

Objetivo cumplido: se termina el partido ante los vecinos y el equipo de Gallardo se mete en la segunda fase.


Comentarios


Argentina y su mejor Mundial de la historia