Cristina: “Cuando era muy chica mi casa se inundó. Sé lo que es perder todo”

En la recorrida por las zonas inundadas un vecino le gritó “¡Mi vieja está muerta, la tuya se salvó!”. Situaciones de tensión y emergencia. “Los vecinos están angustiados y con justa razón”, sostuvo la presidenta.

03 abr 2013 - 00:00

Cuando era muy chica mi casa se inundó. Sé lo que es perder todo. Pasó cuando todavía no estaba entubado el arroyo ‘El Gato’”, contó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando visitó esta tarde áreas inundadas de la ciudad de La Plata.

Tras su encuentro con el gobernador bonaerense Daniel Scioli pidió “mejorar la seguridad” durante la noche en los barrios afectados y llamó “a trabajar” para mitigar el drama humanitario.

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner recorrió poco antes de las 15 el barrio platense de Tolosa, a donde llegó a bordo de un helicóptero de la Policía Federal.

Tras el encuentro, la Presidenta dialogó con los medios presentes antes de retirarse y señaló: “Me acuerdo de habernos inundado cuando yo tenía 12 o 13 años, mi hermana vive en la misma casa que vivíamos (en La Plata)”.

“La gente me dijo que tiene temor, más allá de lo que perdió. Tiene miedo porque a la noche vieron caras extrañas, así que hablamos con el ministro Casal para que haya mucha presencia policial, y que las personas que estén habilitadas para entregar agua o cosas vayan identificadas con pecheras”, enfatizó.

También contó que su madre, Ofelia Wilhelm, está “sin luz y gas” pero se niega a irse de su casa, en la localidad bonaerense de Tolosa.

“Mamá esta sin luz y gas pero no se quiere ir de la casa porque el agua le llegó a la puerta, tiene miedo que vuelva a llover y no se quiere ir porque tiene una gotera en el techo”, relató la Presidenta.

En medio de la recorrida Fernández escuchó hoy los reclamos airados de un grupo de ciudadanos de La Plata damnificados por el temporal y rechazó algunos de sus planteos al advertir que “la lluvia no es peronista ni radical”. La Jefa de Estado dialogó durante varios minutos con un grupo de vecinos ante quienes se comprometió a buscar una respuesta para asistirlos por las inundaciones. En medio de la conversación, algunos pocos vecinos comenzaron a aplaudir rítmicamente para protestar y hasta reclamaron a los gritos a la Presidenta “que se vaya”.

“La lluvia no es peronista ni radical, es lluvia”, diferenció Cristina Fernández ante los reclamos contundentes de una de las mujeres afectadas por el temporal, quien le manifestó sus quejas. “Las plazas están divinas pero adentro nos morimos ahogados”, le señaló la vecina a la Presidenta, quien con visible malestar por ese planteo respondió: “¿De qué estás hablando... si estás hablando acá conmigo?”.

“Voy a hablar con el gobernador y con el intendente para ver como se organizan y los ayudan, pero si todos gritan y se enojan esto no sirve para nada”, replicó la Presidenta ante los reclamos de agua y de limpieza de sumideros.

“Los vecinos están angustiados y con justa razón. Muchos perdieron todo en diez minutos”, sostuvo la jefa de Estado sobre a la situación de los damnificados.

Agencias

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.