De que se trata el proyecto de donación de alimentos próximos al vencimiento

La iniciativa de Elisa Carrió generó polémica en torno a un artículo que prevé eximir de responsabilidades posteriores a las empresas o instituciones donantes en caso de provocar algún daño, y si se las podría castigar hasta el momento de la donación.

16 jul 2018 - 08:29

El proyecto de ley que prevé la donación de alimentos permite a las empresas deshacerse de productos que estén próximos a vencer y darlos a los sectores más vulnerables de la población. La polémica se generó en torno al artículo 9 de la iniciativa, que exime de responsabilidad penal y civil posterior a los donantes, luego de atravesar los controles bromatológicos, y se aplica solo de forma previa.

El Banco de Alimentos nació en 2004, tras la crisis que se originó a finales de 2001. Se creó mediante la Ley 25.989, y esta regula la forma en que empresas privadas tienen la posibilidad de donar alimentos en buen estado y que estén próximos a su vencimiento, a instituciones privadas o públicas para que sean aprovechadas por los sectores más vulnerables.

En 2017 un proyecto de Cambiemos buscó modificar el artículo 9 de esta ley, y en noviembre se giró a Diputados, adonde fue aprobado y este mes volvió al Senado en busca de avanzar con las modificaciones. Este artículo prevé que se exima de responsabilidades luego de la donación a las empresas, y que solo deban responder por posibles daños hasta el momento de la donación y no luego.

Entonces, a la empresa o institución donante sólo se le podrá reclamar de forma civil y penal por los posibles daños que sean ocasionados por la mercadería cuando se pruebe culpa o dolo, pero hasta el momento de la donación, y no posteriormente.

“El problema era que los donantes eran responsables también de la fecha posterior. Es decir, si la empresa entregaba la mercadería dos meses antes (de su vencimiento) y se repartía cinco meses después o en la casa se usaba cinco meses después, tenía responsabilidad”, explicó Elisa Carrió, autora del proyecto.

“Se pierden 16 millones de toneladas de alimentos”, decía Carrió, y ejemplificaba alegando que trata de “alimentos no vencidos que se entregan con control bromatológico por parte de las municipalidades”, señaló.

En la sesión de Diputados que se realizó el 4 de este mes, y en la que el proyecto se aprobó y retornó a la Cámara e Senadores, el diputado del Frente para la Victoria, Adrián Grana, consideró que se buscaba otorgar “manto de cobertura” para aquellas empresas que estén interesadas en “deshacerse de alimentos dándoselos a los pobres”.

“Da vergüenza ajena que a nuestros pobres se los quiera consolar con propinas, con changas y con comida que se está pudriendo”, dijo indignado el parlamentario kirchnerista, haciendo referencia a los dichos de Carrió sobre las propinas y su furcio relacionado con las coimas.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.