El gobierno denunció penalmente a diputados K y de la izquierda

Los acusa de intentar hacer fracasar la sesión de la Cámara del jueves 14, convocada para debatir los cambios en la actualización de las jubilaciones.

Son, entre otros, Agustín Rossi, Axel Kicillof, Leopoldo Moreau, Mayra Mendoza y los trotskistas Nicolás del Caño y Myriam Bregman, legisladora porteña.

30 dic 2017 - 00:00

El gobierno nacional denunció penalmente diputados del kirchnerismo y de la Izquierda por intentar impedir la sesión en la Cámara baja por la reforma previsional del 14 de diciembre, que finalmente fue levantada: fueron acusados de “atentado agravado de funcionario público, resistencia o desobediencia, y encubrimiento”. La denuncia señala a los legisladores por supuestamente entorpecer la actuación de la Gendarmería e intentar liberarle a los manifestantes el camino al Congreso.

La denuncia, que recayó en el juzgado de María Servini, según confirmó la agencia oficial Télam, lleva la firma de un funcionario del ministerio de Seguridad que conduce Guillermo Soares Gache, subsecretario de Articulación con los Poderes Judiciales .

Del Frente para la Victoria, los denunciados son Leopoldo Moreau , Victoria Mayra Mendoza, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Horacio Pietragalla, Andrés Larroque, Daniel Filmus, Marcos Cleri, Gabriel Mariotto; del Partido Obrero, Nicolás del Caño, y del Partido de los Trabajadores Socialistas, Myriam Bregman.

El ajuste en las jubilaciones fue aprobado finalmente el lunes 18, en un contexto de caos en las inmediaciones del Congreso. Ese día hubo más de 80 policías heridos y más de 60 detenidos. (ver Tres detenidos...)

No es la primera vez que el oficialismo denuncia a legisladores K por los hechos de violencia dentro y fuera del Congreso el primer día que se intentó sancionar la reforma previsional. Ya lo habían hecho un grupo de diputados de Cambiemos. Pero esta vez fue el Ejecutivo quien realiza la denuncia penal.

Los diputados fueron acusados de “abalanzarse sobre los gendarmes” que participaban del operativo de seguridad, “amenazarlos” e intentar obstaculizar las detenciones, con el objetivo de permitir el ingreso al Congreso de los manifestantes e impedir el inicio del debate. Finalmente, la sesión fue levantada. La reforma previsional fue sancionada la semana siguiente, aunque afuera volvieron a repetirse serios hechos de violencia.

“Los aquí denunciados, que han realizado actos claros y concretos en pos de la perturbación de las sesiones, como tratar de franquear el ingreso de los manifestantes, intentando correr la protección que habían dispuesto las fuerzas, amenazando al personal de las fuerzas para que no cumplan con su obligación y, en el otro caso, tratando de impedir la detención de algunos manifestantes”, dice el texto, según anticipó el sitio web del diario La Nación.

Ayer a la mañana, el jefe de Gabinete Marcos Peña volvió a considerar que los incidentes en torno al Congreso fueron una “escenografía” elaborada a partir de un “diseño político”. “Al populismo sin mayoría le cuesta entender que perdieron”, dijo.

Peña volvió a apuntar contra “el comportamiento de los legisladores del kirchnerismo. acompañados por otros sectores”, que –indicó– “ trabajaron para voltear la sesión en función de lo que estaba pasando en la calle”. “Que investigue la Justicia, porque lo que pasó no fue fruto de una crisis política”, concluyó.

Rossi: “La represión más brutal”
Agustín Rossi -jefe de la bancada de diputados del Frente para la Victoria- rechazó la denuncia del gobierno, a través de su cuenta de Twitter.
“El Gobierno denuncia penalmente a diputados por los hechos del 14 de diciembre, cuando, en verdad, lo que sucedió es que 7 diputados, de distintos bloques, sufrieron heridas por la represión de las fuerzas de seguridad”, afirmó.
En ese marco, aseguró que “la represión del 14 fue la más brutal desde el regreso de la democracia frente al Congreso” y señaló que “duró más de 10 horas”. “La Gendarmería se quedó sin cartuchos de goma, hubo 7 diputados heridos y más de 45 detenidos”, criticó.
Tres detenidos, uno de ellos policía, por los incidentes

Dos manifestantes y un efectivo de la Policía Federal fueron detenidos e indagados por el juez federal Sergio Torres acusados de distintos delitos cometidos durante los incidentes en alrededores del Congreso Nacional en el debate de la ley de reforma previsional el pasado lunes 18 de diciembre.

Se trata de Dante Berisone, un policía del grupo motorizado de la Federal, acusado de atropellar con su motocicleta a un cartonero y provocarle heridas, detenido por la división Asuntos Internos, y de los manifestantes Javier Arakaki y Lucas Sauret, que se presentaron la noche del jueves en comisarías de la ciudad. En el caso de los manifestantes quedaron filmados cuando golpeaban y agredían a un policía tirado en el piso, que sufrió serias lesiones. Los tres detenidos fueron indagados la noche del jueves en el juzgado de Torres, en el cuarto piso de los tribunales de Retiro en Comodoro Py 2002.

Paralelamente, el juez allanó ayer la casa en Rosario del todavía prófugo Sebastián Romero, con orden de captura por disparar un mortero casero contra policías de la Ciudad, luego de que la Cámara Federal porteña rechazó eximirlo de prisión, pero no se lo halló en el lugar,

En cuanto a los detenidos, Arakaki ya pidió la excarcelación y deberá dictaminar al respecto la fiscal del caso, Alejandra Mangano, antes de una decisión del juez Torres.

Buenos Aires

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección