La Cámara de Diputados impidió la asunción de Luis Patti

La votación fue de 161 votos a

24 may 2006 - 00:00

La Cámara de Diputados, por una mayoría de 161 votos sobre 61, resolvió anoche impedir que el comisario retirado Luis Patti, electo por el Partido Unidad Federalista (PAUFE), ocupe una banca a raíz de las denuncias que enfrenta por presuntas violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar.

En contra de Patti votaron el oficialismo, el ARI, el Socialismo y un grupo de radicales. A favor de su ingreso a la cámara lo hicieron la mayor parte de los integrantes del bloque de la UCR, PRO, el PAUFE y los provinciales. Su lugar será ocupado ahora por el kirchnerista Dante Camaño.

Enardecidos por los gritos a favor y en contra de las barras de los palcos, la sesión avanzó en un clima de tensión constante.

Los diputados radicales, con el rionegrino Fernando Chironi a la cabeza, recordaron que el ex comisario bonaerense vino compartiendo listas con diputados justi

cialistas que ahora pretenden que no asuma una banca.

Se preguntaron "no sabían (Jorge) Landau, (Alfredo) Atanasoff, (Eduardo) Camaño, (Carlos) Ruckauf " y otros actuales renombrados diputados y dirigentes justicialistas "quién era Patti cuando compartieron listas en 1995, 1997 y 2005?".

La apertura del debate corrió por cuenta del presidente de la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, Gerónimo Vargas Aignasse (FPV), el encargado de llevar adelante el proceso que terminó con el dictamen en contra de Patti aprobado hoy por la mayoría de la cámara.

Vargas Aignasse -hijo de un desaparecido- sostuvo que la Cámara de Diputados "respetará absolutamente las dos bancas que obtuvo el PAUFE y los 393 mil votos", pero enfatizó: "voy a defender la Constitución, voy a entregar mi vida antes que un genocida se siente en esta banca".

El kirchnerista afirmó que los testimonios recogidos confirmaron la "inhabilidad moral" de Patti por su pertenencia al esquema "represivo y antidemocrático de la última dictadura militar". Y, en ese sentido, aludió expresamente a los casos donde Patti fue involucrado por diferentes denuncias: el secuestro y asesinato de Osvaldo Cambiasso y Eduardo Pereyra Rossi en 1983; el secuestro del diputado Diego Muñiz Barreto y el asesinato de Gastón Goncalves; y el proceso por el encubrimiento del teniente coronel Jorge Granada.

El bloque de la UCR estuvo atravesado por sus diferencias internas. El radical Pedro Azcoiti, una de las víctimas de la tortura de la última dictadura, fue el encargado de defender la postura mayoritaria de la bancada a favor del ingreso del comisario retirado, al igual que el Chironi.

Otros, como los chaqueños y la porteña Silvana Giudici, argumentaron en contra. Azcoiti aseveró que derechos humanos "no son un traje a medida" y dijo que "a Patti a le comprenden estas ga

rantías, más allá del juicio político y moral que nos puede merecer".

En desacuerdo con sus argumentos, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo decidieron darle la espalda mientras hablaba..

"Tenemos la absoluta certeza de que el ciudadano Patti fue la patota policial del segundo cuerpo de Ejército", contestó la justicialista bonaerense Graciela Camaño, tras asegurar que se "hacía cargo" de la alianza sellada oportunamente con el PAUFE. En la sucesión de argumentos favorables a la incorporación del comisario retirado, Adriana Tomáz (PAUFE) dijo que había sido elegido en "un proceso electoral totalmente válido" y el macrista Jorge Vanossi (PRO) alegó que impedir su ingreso a la cámara "sería levantar la tapa de los infiernos".

Los defensores de Patti también buscaron en el pasado, en un intento por entrelazar la discusión con los enfrentamientos políticos de la década del setenta. "Algunos se alzaron contra el gobierno constitucional del general Perón y hoy están en las bancas del Justicialismo", exclamó el pattista Juan Bonaccorsi .

De Borocotó, ni hablar

El kirchnerismo hizo pesar su fuerza en Diputados y levantó "por falta de quórum" la sesión especial que había solicitado el macrismo para tratar la impugnación al diploma del diputado Lorenzo "Borocotó", quien días antes de asumir su banca saltó de las filas que conduce Macri al oficialismo.

Vanossi, quien pidió la sesión especial, indicó que, de acuerdo al diccionario de la Real Academia, Borocotó "es un tránsfuga" y cometió "un acto de transfuguismo" cuando anunció que se pasaba al oficialismo a días de haber sido electo por el macrismo.

Notas asociadas: Se defendió en Escobar VOCES: "Es un asesino confeso" OPINION: Su banca tiene legitimidad  

Notas asociadas: Se defendió en Escobar VOCES: "Es un asesino confeso" OPINION: Su banca tiene legitimidad  

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.