Papeleras aceptaron dar la información que les exige el Banco Mundial

Es lo que estaba reclamando la Argentina ante posibles riesgos de contaminación.

11 may 2006 - 00:00

Las empresas constructoras Botnia y Ence calificaron ayer como "positivo" el pedido de ampliación del informe ambiental que realizó la Corporación Financiera Internacional (CFI) y es uno de los puntos centrales del reclamo del gobierno de Kirchner que teme una contaminación frente a las costas entrerrianas.

Las constructoras de las pasteras se mostraron dispuestas a brindar información para avanzar en la fase final del proyecto.

El gran interrogante es si ahora, y tal como lo pide el presidente Kirchner, las papeleras detendrán las obras por 90 días para que se puedan desarrollar las negociaciones entre ambos gobiernos.

En tanto, el senador kirchnerista, José Pampuro desestimó la posibilidad de una reunión entre los presidentes Kirchner y Tabaré Vázquez, al decir que "no está previsto un encuentro" entre ambos mandatarios en Viena, donde participan de la IV Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado de UE y América Latina.

Del lado uruguayo, el ministro de Vivienda y Ambiente, Mariano Arana también avaló el pedido de estudios de impacto ambiental y afirmó que su país "está abierto a cuanto puedan ser mayores y mejores garantías" para que las plantas no contaminen la región.

El ministro Arana, quien dijo que son "bienvenidas" las nuevas exigencias del Banco Mundial, puntualizó que el gobierno de Tabaré Vázquez está dispuesto a que haya "más numerosos soportes en el avance tecnológico para asegurar en plenitud todo cuanto puede prevenir acerca de eventuales contaminaciones".

En Gualeguaychú, los asambleístas y vecinos que mantienen el reclamo en contra de las papeleras, confirmaron la realización de una marcha hacia la embajada de Finlandia, con fecha a confirmar, en el marco de una estrategia que buscará "internacionalizar" el pedido de no avanzar en la construcción de las pasteras en Fray Bentos.

La asambleísta Raquel López dijo que debe apuntarse "a la repercusión a nivel internacional", en tanto que Juan Carlos Quinteros pidió "acciones del gobierno nacional" y reclamó "que los embajadores en Europa acompañen políticamente la presentación ante La Haya".

A su vez, varios dirigentes recordaron la idea del Gobierno de publicar solicitadas en los principales medios europeos para exponer el tema de las papeleras.

Tras conocerse el nuevo plan de acción que pondrá el marcha la CFI para completar el proceso de evaluación ambiental y social que condiciona el otorgamiento de créditos a Ence y Botnia, las empresas salieron a mostrar su disposición a colaborar en la provisión de información.

Por el lado de Botnia, su presidente y CEO, Erkki Varis señaló que "estamos prontos para proporcionar toda la información que sea necesaria para asegurar que Botnia va aplicar las mejores tecnologías disponibles en su planta de Uruguay".

En tanto, la española Ence afirmó a través de sus voceros

que "valora de manera positiva que se ingrese en la fase final del proceso de evaluación ambiental, de modo de confirmar que la planta se ajusta a los requerimientos del Banco Mundial".

Al igual que Botnia, la empresa española expresó su confianza para este proceso que se inicia y dijo que espera que satisfaga a todas las partes.

Aunque el pedido formal fue realizado por el Banco Mundial, el requerimiento también responde a los incesantes reclamos argentinos para que se amplíe el estudio ambiental y las maniobras del Gobierno para intentar frenar el financiamiento para las constructoras. (DyN y AFP)

Kirchner prepara encuentros

El presidente Néstor Kirchner pasó su primer jornada en Viena, libre de actividades oficiales, por lo que dedicó buena parte de la tarde a visitar museos junto a la primera dama Cristina Fernández, y confirmaron reuniones con la premier Angela Merkel y la Jefe del Estado chileno, Michelle Bachelet.

En tanto, desde el Gobierno nacional sólo confirmaron por el momento, dos encuentros bilaterales antes de su participación el próximo viernes de la Cumbre con sus pares del Mercosur, el Caribe y la Unión Europea.

Los encuentros serán el viernes por la mañana con Merkel y por la tarde con Bachelet. El representante argentino en las Naciones Unidas también informó sobre una audiencia entre Kirchner y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, pero tampoco se conoce el día de la cita y ese encuentro no fue aún confirmado oficialmente.

Hay expectativa, además, sobre una conversación con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien abordaría la situación de YPF y Aerolíneas Argentinas. (DyN)

Caos en Télam por un cable "no oficial"

La agencia estatal de noticias Télam denunció ayer que fue víctima de una maniobra de sabotaje en su servicio informativo.

Al mediodía aparecieron publicadas en el servicio de cables y en su sitio de Internet supuestas declaraciones del presidente Néstor Kirchner desde Viena, sobre la posibilidad de reunirse con su par uruguayo Tabaré Vázquez y de retomar el diálogo en el diferendo por las papeleras. Esa información fue muy llamativa, ya que la política de la Rosada sostenida desde hace días marcaba que se evitaría un encuentro con Tabaré.

Una hora y media después de difundido ese despacho, la agencia emitió un nuevo cable anulando esa información y retiró la nota con esa información de su página de Internet , donde aparecía en lugar central, lo que hizo que fuera difundida con fuerza en la mayoría de las ediciones on line de los diarios capitalinos.

Los trabajadores de la agencia, quienes desde hace más de un mes realizan medidas de fuerza y critican la gestión de Martín Granovsky, responsabilizaron a las autoridades de Télam por el hecho y reclamaron "una auditoria imparcial, con técnicos informáticos confiables, como los de la UTN y la UBA, sobre ese supuesto sabotaje".

A las 17.29, bajo el título "Télam informa sobre un sabotaje", la agencia estatal salió a dar su versión de los hechos.

"La agencia Télam informa a usuarios y lectores que por una maniobra de sabotaje se emitió un cable equivocado. Se trata del sin 067 y fue anulado", aclaró en el nuevo despacho.

Además, explicó que la agencia "formuló esta misma semana una denuncia penal por otras acciones en el sistema informático tendientes a evitar el suministro normal de noticias e informaciones". El despacho, además, sostuvo: "Télam aclara a los usuarios que el sistema de controles ha cambiado y fue reforzado y que los cables de la agencia continúan manteniendo el nivel de profesionalidad y confiabilidad habitual".

"La Justicia Federal ya está investigando las causas y los responsables por la desprogramación deliberada de parte de los sistemas informáticos", finaliza. (DyN y R.Central)

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.