Según Correpi, desde 2007 hubo 17 muertos por la represión a la protesta social

La Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional presentó hoy su “Informe Anual de la Situación Represiva” que contempla los dos períodos de gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

16 nov 2012 - 00:00

En los dos gobiernos de la presidenta Cristina Fernández, desde su inicio en 2007, hubo 17 muertos por la represión del Estado a la protesta social, convirtiéndose así en la segunda gestión con más fallecidos por ese motivo desde los años ‘90.

Así lo reveló hoy la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) en su “Informe Anual de la Situación Represiva”, al que tuvo acceso la Agencia DyN, antes de ser presentado oficialmente en un acto en la Plaza de Mayo.

Desde 2007, “la cantidad de muertes en la represión a manifestaciones y movilizaciones asciende a 17”, entre ellos “en 2008, Juan Carlos Erazo, en Mendoza; Facundo Vargas, en Pacheco; Sergio Cárdenas y Nicolás Carrasco, en 2010, en Bariloche; los qom Mario y Roberto López; y Mariano Ferreyra, en el ataque a los trabajadores ferroviarios”.

“Los tres asesinados en la represión del Parque Indoamericano en 2010; en 2011, los cuatro muertos en el desalojo de las tierras del Ingenio Ledesma, en Jujuy y Cristian Ferreyra en Santiago del Estero”.

“En 2012, la cifra creció con Daniel Solano, trabajador de la fruta desaparecido por negarse a denunciar a sus compañeros en Río Negro y Miguel Galván, campesino asesinado en Santiago del Estero”, agrega el informe.

La CORREPI sostuvo que “el único gobierno que mató más personas durante las movilizaciones populares fue el de la Alianza radical-peronista, con un total de 45, de los cuáles 39 cayeron el 19 y el 20 diciembre o murieron posteriormente por las heridas recibidas”.

Durante la presidencia de Néstor Kirchner los muertos fueron dos; otros dos, con Eduardo Alberto Duhalde y en la administración de Carlos Menem, desde 1995, cuando CORREPI inició su contabilidad, dos más. En total, la agrupación sumó 68 víctimas desde aquel año hasta la actualidad.

Desde comienzos de 2012 hasta octubre último ha habido 182 víctimas mortales del “aparato represivo estatal”, según la coordinadora, entre casos de “gatillo fácil”, muertes de detenidos en cárceles y comisarías, caídos en movilizaciones y decesos en casos fraguados.

Durante 2011, se produjeron 239 muertos en las mismas circunstancias; 282 en 2010 y 281 en 2009. Desde 1983, cuando se recuperó la democracia, la coordinadora calculó que ha habido “3.700 muertes, 68 compañeros por luchar y más de 195 desaparecidos” en todo el país.

Si se realiza un análisis por provincias y número de habitantes, la CORREPI indicó que Santa Fe marcha a la cabeza en cuanto a víctimas; Tierra del Fuego en el segundo puesto; en tercer lugar Buenos Aires y Mendoza en el cuarto escalón.

DyN

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.