Argentinos, el lado patético del fútbol argentino

Dirigentes sospechados, jugadores echados, un DT desbocado y un equipo que empezó bien y puede terminar muy mal



1
#

2
#

Diego Placente, formado en el club, fue desafectado del plantel y les apuntó a los dirigentes y al entrenador.

fútbol de afa

Caruso Lombardi no consigue puntos, cargó contra sus propios jugadores y le respondió, mal, a Placente.

Si algo (malo) tiene el sistema de promedios es que antes del inicio de cada temporada ya se sabe qué equipos padecerán la lucha por no descender. Se sabía hace un año que Independiente y ¡Newell’s! arrancarían la actual temporada en descenso, pero, ¿en qué momento le pasó a Argentinos?. El equipo de La Paternal comenzó la temporada en el 10º puesto de la tabla de promedios. Sacando a los ascendidos River y Quilmes, debajo del Bicho estaban: Racing, Godoy Cruz, Atlético Rafaela, Unión, San Martín de San Juan, San Lorenzo, Independiente y Newell’s. Los Rojos y el equipo del Tata Martino estaban a 13 puntos de diferencia. Treinta y tres partidos después, Argentinos apenas tiene tres unidades más que Independiente. Desde la llegada de Ricardo Caruso Lombardi sumó seis puntos de 27 posibles, la distancia era de 10 unidades con los de Avellaneda, pero hoy son sólo tres. Pero lejos de ser el salvador, Caruso, su temperamento y su descontrolada egolatría están llevando a Argentinos a un lugar peor. Ayer, en otro arrebato de furia, fue contra Diego Placente, a quien había borrado del plantel tras la derrota con Belgrano (1-3), junto con Ariel Garcé y Aníbal Matellán. “Este pendejo no me va a ensuciar”, empezó a gritar Caruso apenas escuchó las expresiones de Placente. Es más: a la vez, ambos estaban haciendo declaraciones a la televisión. El ex River y San Lorenzo, era entrevistado por Fox Sports. Enseguida, el DT salió a su cruce en una improvisada conferencia de prensa: “De mí no puede hablar nada. Me está ensuciando. Que se la agarre con quien tomó la decisión”, dijo. Y más adelante agregó: “Es un terrible cagón. Si está mal asesorado por un amiguito que él, que yo sé quién es, que cierre la boca”, afirmó. La furiosa verborragia de Caruso continuó: “No voy a permitir que este mocoso insolente venga hablar de mí. Se pone a llorar por televisión para que le tengan lástima”. Y añadió: “A mí me chupa un huevo lo que diga Placente, que se dedique a lo suyo que es el restaurante y que se deje de chorear. Mientras yo estuve Placente vino a pasear. Se la pasó todo el tiempo en el consultorio médico, así que no hable más y se calle la boca”. ¿Qué había dicho Placente para desatar la furia de quien había sido su DT hasta hace dos días? “Lo que dijo Caruso en otros medios es mentira, él sí sabía de la situación [que no estaba al tanto de que borraban a Placente, Garcé y Matellán]. Fue muy desprolijo cómo nos echaron. No voy a descubrir ahora si digo que Caruso es un falso, lo saben todos. Y que el plantel sepa que nosotros no nos bajamos del barco”. A cinco fechas del final del torneo, Argentinos vive una tan desesperante como inesperada situación deportiva. Con su presidente, Luis Segura, acusado de “vender” el descenso a cambio de un cargo en FIFA, renunciado por esto a la AFA y con su DT viendo fantasmas y conspiraciones en todas partes y arremetiendo contra sus propios jugadores.


Comentarios


Argentinos, el lado patético del fútbol argentino