Armas: todos se defienden atacando

Al tiempo que el exministro Domingo Cavallo dejó trascender que apelará la prisión preventiva que le dictó el juez Speroni, Menem amenaza a camaristas



BUENOS AIRES- La defensa del ex presidente Carlos Menem promoverá el juicio político de los camaristas que anularon un fallo que benefició al riojano, en tanto el detenido ex ministro de Economía Domingo Cavallo apelará en las próximas horas el procesamiento que dictó en su contra el juez Julio Speroni, quien lo sindicó como presunto partícipe del tráfico de armas a Ecuador y Croacia.

Ayer Eduardo Cavallo, hijo mayor del ex jefe de Hacienda, acusó al gobierno de Eduardo Duhalde de pretender "legitimarse" con el arresto del economista. "Imputarle a Cavallo ser un contrabandista de armas, cuando mi papá en su vida ni siquiera vio una pistola de agua, me parece una barbaridad", enunció el primogénito del ex ministro.

Cavallo, detenido en el escuadrón Buenos Aires de la Gendarmería Nacional, analiza la posibilidad de presentarse como querellante en el sumario que abrió el juez federal Claudio Bonadío por la presunta coacción que habría ejercido el gobierno a través del jefe de la SIDE, Carlos Soria, para ver al padre de la convertibilidad tras las rejas.

El fiscal federal Guillermo Marijuán deberá decidir si promueve medidas para establecer si Soria presionó a jueces federales para que arresten a Cavallo, quien de todos modos fue apresado el 3 de abril pasado por Speroni, magistrado del fuero Penal Económico. Se presume que Bonadío, sindicado como uno de los blancos de la presunta coacción, se excusará de tramitar la investigación una vez que ratifiquen la denuncia los abogados Marcelo Bermolén y Juan Iglesias.

Por vías separadas, Iglesias y Bermolén pidieron que se investigue si hubo reuniones en las que Soria intentó convencer a los jueces de encarcelar a Cavallo, bajo la amenaza de colocar a toda la magistratura en comisión y por decreto. Y el asunto recayó en el juzgado de Bonadío, duramente enfrentado al ex ministro desde su traumática salida del gobierno de Menem, en 1996.

Mientras, Menem y su equipo de abogados preparan una batería de recursos contra el fallo mediante el cual los jueces Carlos Pizzatelli, Marcos Grabivker y Roberto Hornos -miembros de la sala B de la Cámara en lo Penal Económico- dejaron sin efecto la falta de mérito que había dispuesto Speroni en favor del ex presidente.

Menem, según dijeron a DyN allegados al ex presidente, promoverá el juicio político de los camaristas y apelará su decisión ante la Cámara Nacional de Casación Penal, con expresa reserva de recurrir a la Corte Suprema de Justicia a través de una queja o un recurso extraordinario, en caso de obtener un nuevo fallo desfavorable. (DyN)

Las reuniones de Soria

El titular de la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE), Carlos Soria, admitió a "Río Negro" haberse reunido con jueces y camaristas en el polémico encuentro de principios de enero, pero negó el contenido que se le adjudica y las presiones para detener a banqueros y al ex ministro Cavallo. "Por supuesto que me reuní con ocho o nueve, y con 39 o más, en mis 100 días de gestión. ¿Cómo pretenden que, por la naturaleza de mi gestión, no tenga reuniones con jueces, fiscales o miembros de seguridad en el lugar que sea por asuntos sensibles del país?", se preguntó. Sin embargo fue enfático negar el contenido de ese encuentro difundido por distintos medios de difusión del país. "Los que publicaron -en relación especialmente a "Página 12", que divulgó diálogos textuales-, van a tener que demostrarlo", afirmó.

Al respecto señaló estar esperando hablar ante la justicia. (AR)


Comentarios


Armas: todos se defienden atacando