Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad 1-4-03



Saddam aprovecha los errores de EE. UU.

Día 12 de la guerra con Irak

Soldado de la guardia

EE. UU. admite que Irak controla Basora

Soldados de EE.UU. matan a siete mujeres y niños

Bush afirmó que se avanza “ante una feroz resistencia”

La NBC echó a un “periodista estrella”

La Guardia Republicana es el núcleo duro de Irak

Reclaman que verifiquen hallazgos de armas de destrucción masiva

“La guerra producirá 100 Ben Laden”

Annan busca soluciones humanitarias

Irán rechaza “infundadas acusaciones” de Powell

Investigan si fue un atentado

Cómo es la vida en Irak cuando no se combate

El petróleo superó los 31 dólares

¿George Bush padre llegará a la Patagonia?

La guerra, ¿y el tema palestino?, Por Ofira Koopmans [nota] Alemania se pregunta por Europa, Por Vicente Poveda [nota]

Por lo menos diez misiles cayeron ayer en Bagdad. El Palacio de la República de Hussein fue el más afectado. BAGDAD.- Las fuerzas estadounidenses combatieron ayer por primera vez cara a cara con la Guardia Republicana iraquí en áreas cercanas al sur de Bagdad, mientras colosales bombardeos aéreos sacudían la ciudad incrementando la presión sobre el presidente Saddam Hussein. Las acciones de guerra de las tropas aliadas sirvieron de apoyatura al discurso del presidente Bush, quien dijo que las fuerzas que lidera se acercan “día a día a Bagdad y a la victoria”. El mensaje pareció una fuerte apuesta para superar la incertidumbre que generaron las informaciones referidas a fallas en la planificación del Pentágono y al estancamiento de las tropas en el sur de Irak por la falta de abastecimiento de las líneas. Antes del mensaje en cadena de Bush cayeron por lo menos 10 misiles sobre Bagdad, dos de ellos sobre el Palacio de la República, que suele utilizar Saddam Hussein. Las unidades de vanguardia de la invasión estadounidense y británica lograron acercarse a unos 80 kilómetros de Bagdad, mientras los choques continuaban cerca del lugar donde se erigía la antigua Babilonia y otros puntos a lo largo del río Eufrates. “Estamos llegando, estamos llegando a la sede del régimen”, dijo el general Vincent Brooks en el Comando Central estadounidense en Qatar. Añadió que varias unidades élite de Irak estaban en serias dificultades. Irak se mantuvo desafiante y Saddam apareció en televisión con sus dos hijos. Fue la primera vez en que su hijo mayor, Uday, es visto en video desde el inicio de la guerra el 20 de marzo, aunque no estuvo claro cuándo fue realizada la grabación. Abundantes bombas y misiles fueron disparados contra blancos alrededor de Bagdad en un esfuerzo por debilitar las defensas de la ciudad, en preparación a un eventual asalto de divisiones estadounidenses que se desplazan por el desierto. Tres grandes explosiones estremecieron el centro de Bagdad en horas de la tarde. Los tanques norteamericanos ya se ubican en cercanías de Bagdad e iniciaron sus ataques contra las tropas de Hussein. Una de las explosiones hizo impacto en el complejo de un palacio utilizado por Qusay, el hijo menor de Hussein y comandante de la Guardia Republicana. Una nube de humo blanco se elevaba sobre el complejo después del ataque. Los bombardeos se registraron después de una intensa andanada de artillería en el extremo sur de la ciudad. Los aviones de guerra pasaron volando a baja altura entre el fuego antiaéreo desde la capital iraquí. Explosiones distantes retumbaban desde el sur y el oeste de la ciudad. Oficiales de Estados Unidos dijeron que unidades de milicianos iraquíes y de la Guardia Republicana sufrieron fuertes pérdidas en feroces combates alrededor de las poblaciones de Hindiya y Hilla, en las rutas hacia Bagdad. Al menos un soldado estadounidense murió en esas batallas. El canciller iraquí, Naji Sabri, insultó a quienes llamó “mercenarios” estadounidenses y británicos, afirmando que morirán en el desierto. “Con cada día que pasa, se están hundiendo más profundamente en el fango de la derrota y sus pérdidas están aumentando”, declaró. Ataques en el norte En el norte, aviones de guerra bombardearon blancos la ciudad de Mosul y sus alrededores. El general Brooks dijo que, en otras zonas, las fuerzas especiales estadounidense estaban impidiendo “la libertad de movimiento por el desierto occidental”. Al sur de Bagdad, las tropas estadounidenses solicitaron ataques aéreos para intentar romper la determinación de los defensores iraquíes, quienes respondieron con fuego de tanques, morteros y granadas autopropulsadas. En Hindiya, entre los iraquíes hechos prisioneros se encontraba un oficial que dijo ser de la División Nabuconodosor de la Guardia Republicana, lo que sorprendió a los jefes militares estadounidenses que creían que esta división tenía su base mucho más al norte. El general Brooks dijo que esto podría ser un indicio de que los iraquíes están llevando refuerzos a la zona. La muerte de un soldado estadounidense en los alrededores de Hilla elevó el lunes a por lo menos 46 el total de bajas fatales en las filas de Estados Unidos, que tiene también 17 soldados desaparecidos. Gran Bretaña ha perdido 25 soldados, uno más que en la Guerra del Golfo de 1991. Sólo cinco han muerto en combate, mientras 15 fallecieron en accidentes y cinco por “fuego amigo”. Irak ha dicho que casi 600 civiles iraquíes han muerto y más de 4.500 han resultado heridos. Las autoridades iraquíes no han dado información sobre bajas militares. Las unidades estadounidenses habían corrido hacia Bagdad en los principios de la guerra, pero dejaron atrás poblaciones en las que paramilitares iraquíes han tratado de romper las líneas de suministros, que se extienden hasta 375 km. desde Kuwait. Algunas unidades han vuelto al sur para tratar de reducir esa resistencia, que ha demostrado ser más fuerte de lo esperado. Los marines que habían estado dirigiéndose al norte hacia Kut y Bagdad, tras irrumpir en Nassiriya bajo el fuego de los paramilitares iraquíes, regresaron al sur para asaltar la localidad de Shatra. Cientos de iraquíes los recibieron al grito de “Bienvenidos a Iraq”. La cálida recepción fue un tónico para los soldados, quienes no han sido recibidos con el afecto que esperaban luego que los líderes de Estados Unidos y Gran Bretaña les habían asegurado que el pueblo iraquí esperaba para ser liberado de la represión de Saddam. “No todos los días tienes la oportunidad de liberar gente”, dijo un marine, encantado. El corresponsal de Reuters Sean Maguire, quien viaja con los marines, dijo que éstos buscaban a los oficiales iraquíes que están al frente de las fuerzas ligeras que han atacado los convoyes de suministro estadounidenses. Entre los militares iraquíes buscados está Ali Hassan al-Majeed, apodado “el químico Ali”, un primo de Saddam Hussein a quien el propio gobernante puso a cargo del ahora debilitado frente sur. Majeed se ganó el apodo por su liderazgo en el uso de gases venenosos contra la población kurda en el norte de Irak en 1988. Maguire dijo que los aviones estadounidenses bombardearon cuatro blancos en Shatra.

Usaron un tercio de los misiles Estados Unidos ya ha utilizado un tercio de sus existencias de misiles crucero Tomahawk en la guerra de Irak, y la Armada norteamericana lucha por obtener fondos par acelerar la producción de estas armas, informó ayer CNN. Según la emisora, la Marina ha disparado 700 de estos misiles guiados por satélite, que son lanzados desde barcos o submarinos hacia blancos a hasta 950 kilómetros de distancia. Los arsenales del Pentágono, cuyos estrategas aprecian especialmente a los Tomahawk, incluían antes de la ofensiva unos 2.000 misiles. Los Tomahawk son construidos por la compañía Raytheon a un precio de 1,2 millones de dólares por pieza. (DPA)

Saddam aprovecha los errores de EE. UU.

Día 12 de la guerra con Irak

Soldado de la guardia

EE. UU. admite que Irak controla Basora

Soldados de EE.UU. matan a siete mujeres y niños

Bush afirmó que se avanza “ante una feroz resistencia”

La NBC echó a un “periodista estrella”

La Guardia Republicana es el núcleo duro de Irak

Reclaman que verifiquen hallazgos de armas de destrucción masiva

“La guerra producirá 100 Ben Laden”

Annan busca soluciones humanitarias

Irán rechaza “infundadas acusaciones” de Powell

Investigan si fue un atentado

Cómo es la vida en Irak cuando no se combate

El petróleo superó los 31 dólares

¿George Bush padre llegará a la Patagonia?

La guerra, ¿y el tema palestino?, Por Ofira Koopmans [nota] Alemania se pregunta por Europa, Por Vicente Poveda [nota]


Comentarios


Arrecian combates contra tropas de Hussein cerca de Bagdad 1-4-03