Arriaga e Icare en charlas que miran al futuro



En un despacho oficial, como para que no pase desapercibido por nadie.

Así se reunieron ayer en Bariloche el intendente de esa ciudad, Alberto Icare, pieza clave de la estrategia del radicalismo para la zona andina, y el líder de la coalición Encuentro de los Rionegrinos, Julio Arriaga.

El encuentro se prolongó por casi una hora, desde las 16 hasta el filo de las 17. Icare estaba solo, Arriaga acompañado por el legislador 'en

cuentrista' Carlos Valeri.

Icare preside el partido Solidaridad Unidos por Río Negro (SUR), es un aliado de la UCR y tal vez a su empuje mucho se debe el éxito de la elección provincial del año pasado, aunque la relación no estaría pasando por sus mejores momentos ni mucho menos.

- Icare, fiel a su estilo, no dice nada en público, pero en privado les ha hecho saber a los radicales su disconformidad por algunas actitudes que lo tienen muy preocupado, en su ciudad y también en la provincia", confió una persona de su entorno, quien sin embargo no confirmó, aunque tampoco desmintió, que con Arriaga se hubiera conversado sobre política partidaria o posibles convergencias futuras.

Cauto, Arriaga, en un paréntesis del encuentro que mantenía anoche en el local del Frente Grande de la ciudad de los lagos, contactado por "Río Negro" dijo que "nos debíamos esta reunión con el amigo Icare. Hablamos de temas de Bariloche, de Cipolletti y de la provincia en general. Y quedamos en seguir profundizando el contacto".

Por la voz se lo notaba exultante a Arriaga, el máximo referente del Encuentro, coalición que en los comicios pasados cosechó 50.000 votos y que en una alianza que marcha viento en popa con el PJ estaría en condiciones de pelearle el poder a la UCR en el 2007.

- Aparte de los temas afines a Bariloche y Cipolletti, también hablamos del futuro de la provincia en materia política. Fue una reunión excelente- precisó Arriaga, dejando entrever que hubo mucho más que las consideraciones protocolares, pero no revelando más datos.

De acuerdo con especulaciones que sobre el cónclave se hacían anoche en Encuentro, Icare "se halla un poco cansado de manoseos" que llegarían de sectores de la UCR.

Así, en medios políticos se elucubra en que "de a poco podría llegar a recorrer el mismo camino de distanciamiento del radicalismo que transitó Arriaga cuando se alejó de la alianza que entonces comandaba Pablo Verani".

Arriaga, pese a la insistencia, n quiso incursionar en precisiones sobre el contenido político más fino que se habría hilvanado en la reunión.

Un esquive quizá destinado a no involucrar al propio Icare y a fin de no trabar de entrada la probabilidad, remota aún, aunque no imposible, de cobijar al intendente de Bariloche y a los suyos en la coalición Encuentro-PJ.

Trascendió de gente afín a Arriaga que en la reunión el cardiólogo cipoleño le habría enfatizado a Icare que puede convertirse en un "protagonista excluyente de un proceso de cambio de la historia de la provincia, en beneficio de miles de rionegrinos que padecen problemas en todos los órdenes".

- Esa versión del diálogo corre por cuenta de la gente que la sostiene- respondió Arriaga, cortante y no quiso hablar más sobre la conversación sostenida con el jefe comunal barilochense. (AC)


Comentarios


Arriaga e Icare en charlas que miran al futuro