Arriaga: "Mi suegro no cobró el sueldo de asesor"

Lo dijo ante la conducción del Frente. Sin embargo, los diputados del MPP Grosvald y González lo desmienten



La poblada lista de asesores designados en la Legislatura rionegrina, que publicó este diario días atrás, sigue provocando revuelo.

Ayer, el intendente de Cipolletti y líder del Frente Grande, Julio Arriaga, ratificó que su suegro Carlos Lúpori jamás cobró el sueldo de asesor del bloque del MPP, de 1.297,39 pesos.

No dijo quién lo cobraba.

Pero con su afirmación, Arriaga dejó abierta la posibilidad de que se esté ante la práctica de un estilo que suele ser muy habitual en materia de designaciones en el Poder Legislativo: se nombra a alguien, este alguien logra cobertura social, pero su sueldo queda en el titular de la banca que "ayudó". Todo bajo el fundamento de "hacer política".

Sin embargo, ayer, los legisladores del MPP Guillermo Grosvald y Carlos González desmintieron a Arriaga. Dijeron a este diario que Lúpori siempre cobró su sueldo.

Arriaga además ratificó a este medio que el sábado, en Roca, "dije ante la máxima conducción del Frente Grande que mi suegro jamás había cobrado el sueldo que le correspondía".

- Fue un encuentro destinado, entre otros motivos, a que cada concejal y diputado del Frente transparentara cuántas designaciones ha hecho en sus bloques- comentó.

Ayer, consultado González, éste sumó otra desmentida a Arriaga.

- En el plenario él no tocó ese tema- dijo.

Sin embargo, fuentes de máxima responsabilidad en la conducción del Frente que participaron del encuentro señalaron a este diario un dato interesante: no bien Arriaga señaló que su suegro jamás había cobrado, a González le costó "disimular el desagrado que le causaba esa afirmación".

Se sabe incluso que González y Arriaga dejaron el cónclave. Ya en la vereda, hablaron del tema.

- Con lo que dijiste, nos comprometes a todos- fue en síntesis -siempre según las fuentes- el argumento alrededor del cual el diputado González estructuró su cuestionamiento a la conveniencia de lo dicho por el intendente de Cipolletti.

González no volvió al plenario. Argumentó que tenía que viajar.

Y ayer, Guillermo Grosvald reiteró que fue él quien designó a Lúpori en la Legislatura.

- Lo tomé como asesor del bloque del MPP en 1998, cuando Raúl Mon también integraba el bloque como diputado- dijo.

Al año siguiente, al producirse el recambio legislativo, Grosvald siguió en la banca y Lúpori quedó como asesor.

- Pero ya quedó bajo la órbita de González, que había sido elegido diputado por el MPP- dijo Grosvald.

Luego, cuando el intendente Julio Arriaga abandonó el MPP y se sumó al Frente Grande, González los siguió.

Sin embargo, debido a que la banca pertenece al partido, González jamás se desligó de su matriz política original.

-¿Lúpori cobró su sueldo durante esos años?- preguntó "Río Negro" a Grosvald.

- Sí. Me parece que no hay manera de no hacerlo. Estamos hablando del suegro del intendente, no de otra persona- respondió Grosvald.

Y acotó que para desviar el dinero del sueldo "es necesario contar con la aceptación del asalariado".

González, por su parte, dijo que a lo largo de estos años jamás recibió una queja de Lúpori respecto del cobro del salario como asesor.

- ¿Siempre cobró el sueldo?

- Sí, sí. Siempre lo cobró- respondió González.

Carlos Lúpori es el padre de Marcela, esposa del intendente Arriaga.

Ayer fue imposible ubicarlo en su domicilio de la ciudad de Neuquén.

En fin, un caso sobre el que se despliega mucha niebla.

El MUV nace para la gente

NEUQUEN (AN) - "Nuestra propuesta no es contra nadie, sino a favor de la gente. Apuntamos a crear un nuevo movimiento social y político con verdadera participación popular". Rodolfo Canini, impulsor del encuentro que pretende ser la semilla de una alternativa de ideas y acciones en la provincia, dijo que la convocatoria que lanzó junto otros dirigentes del Movimiento para la Unidad Vecinal de El Huecú (MUV), ha tenido una "gran recepción".

La jornada se cumplirá mañana a lo largo del día en aquella localidad del interior, que gobierna precisamente el MUV con Canini al frente de la intendencia. Los organizadores se mostraron optimistas en que habrá más de un centenar de participantes, en representación de diversas entidades políticas y sociales de toda la provincia.

El nivel de aceptación que tendrá el Encuentro, como lo han denominado, es el gran interrogante, ya que aunque sus impulsores se resistan a decirlo, aparece como un intento de cubrir el espacio que dejó vacante la Alianza.

Ante la pregunta al respecto Canini señaló que "si tiene que ser un partido o no, lo decidirá la gente".

Admitió que de cara a la proximidad de una compulsa electoral como la del año que viene, la iniciativa abre expectativas estrictamente políticas. "La discusión que planteamos es ¿democracia, para qué? Y lo que creemos es que debe ser un instrumento que debe estar al servicio de la gente, no como sucede actualmente, donde la democracia no cumple ese papel".


Comentarios


Arriaga: "Mi suegro no cobró el sueldo de asesor"