Arriesgada búsqueda de andinistas en el cerro Cocinero

Exponiéndose ellos mismos a ser víctimas de un derrumbe, los rescatistas continúan adentrándose en la avalancha helada para encontrar a los tres montañistas desaparecidos en Chubut.





Unos rescatistas continúan con los sondeos mientras otros excavan.

Gentileza

Pese al esfuerzo de los socorristas no hubo indicios concretos sobre el paradero de tres andinistas desaparecidos en el cerro Cocinero, cerca de Esquel, Chubut, hace ya 20 días. Si bien el sábado pasado se lograron encontrar en la nieve elementos pertenecientes a los marplatenses en el sector donde estaba el refugio, hasta ayer no hubo novedades. En el lugar trabaja personal de Parques Nacionales, Gendarmería y la Escuela Militar de Montaña de Bariloche, quienes removieron toneladas de nieve. Hay excavaciones de 6 y 8 metros de profundidad, con cavernas y verdaderas galerías en la nieve. Los brigadistas trabajan con motosierras para cortar la nieve endurecida y retiran a mano bloques de nieve de entre 20 y 30 kilos. El trabajo es agotador y hasta peligroso por posibles derrumbes, razón por la que todos trabajan con buen abrigo y los equipos ARVA en frecuencia emisora. Esto permitiría que en caso de ocurrir un derrumbe y quedar sepultados, sus compañeros puedan ubicarlos inmediatamente. Los tres desaparecidos, Leonardo Smirnoff (28 años), Facundo García, (32) y Leonardo Palomba (28), se encontraban en un pequeño refugio ubicado a 1.500 metros de altitud, y tenían intenciones de escalar la cumbre, ubicada a 2.280 metros. No obstante, un temporal de nieve los obligó a permanecer en el albergue que fue destruido por una avalancha. Los rescatistas estiman que esto ocurrió durante la noche, cuando los jóvenes dormían. Los 30 socorristas que trabajan en la montaña continuaron utilizando la misma estrategia de búsqueda, realizando sondeos selectivos y socavando las bateas para inspeccionar la zona de la avalancha donde se produjeron los hallazgos del pasado fin de semana. Ayer se comenzó con los trabajos tendientes a ampliar la zona del campamento base, para adecuar las instalaciones a la demanda de servicios por parte de los rescatistas de que pasan la noche en el cerro. El trayecto entre la base y la avalancha es muy extenso y demanda entre 4 ó 5 horas de marcha cuando el mal tiempo impide el vuelo de los helicópteros. Por ello, numerosos brigadistas prefieren dormir en la montaña, para evitar la caminata. (Agencia Bariloche)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Arriesgada búsqueda de andinistas en el cerro Cocinero