Arrojaron basura contra la casa de Peressini

El intendente de Plottier acusó a la dirigencia de ATE, que lo niega. El conflicto se profundiza y el lunes podrían volver los cortes de ruta. Todavía no cobraron 270 empleados.




NEUQUÉN (AN).- El reclamo salarial en Plottier suma agresividad. A los cortes de ruta, ayer se sumó un ataque contra la vivienda del intendente Andrés Peressini, quien acusó a los dirigentes de ATE de arrojar restos de basura. Los gremialistas lo negaron. El jefe municipal reconoció que falta completar el pago de 270 salarios, e informó que sigue negociando la obtención de fondos con el gobierno provincial. El conflicto en Plottier atravesó ayer un nuevo episodio violento entre los trabajadores municipales nucleados en ATE y el intendente Peressini. El gremio reclama desde la semana pasada el pago completo de unos 400 sueldos, y el municipio admite que está en falta: este mes sólo pudo pagar el 70% de los salarios. Lo atribuye al déficit económico heredado de la gestión anterior del ahora legislador Sergio Gallia, un aliado del gobierno provincial. Tras negociaciones con el ministro de Hacienda, Omar Gutiérrez, Peressini consiguió una suma de dinero y logró cancelar alrededor de 100 salarios. “Quedan por completar 270 sueldos, estamos trabajando en eso, seguimos negociando con provincia y vamos a armar en breve un cronograma de pagos”, aclaró el intendente. Sobre las gestiones para revertir la situación el jefe comunal aseguró que están mejorando la recaudación, que presentarán nuevamente el proyecto al Concejo Deliberante sobre jubilaciones anticipadas y que a fin de mes se reunirá con el gobernador Jorge Sapag. A pesar de algunos avances en el pago, ATE decidió continuar con las medidas de fuerza y ayer al mediodía efectivizó otro corte de ruta, que se levantó a las 14:30. La secretaria general de la delegación de Plottier, Pilar Sagredo, aseguró que el lunes definirán en asamblea cómo continuarán con la protesta. En este contexto, Peressini denunció que ayer a la mañana un grupo de dirigentes, entre los que se encontraba Sagredo, arribaron a su domicilio particular, comenzaron a arrojar basura en todo el frente de la casa, a tirar petardos y a insultarlo. “Me preocupa la violencia generada, y repudio este tipo de actitudes. Además hago responsable a la dirigencia de ATE y a los empleados municipales”, indicó Peressini, quien radicó la denuncia por lo que el caracterizó como “actos vandálicos”. Por su parte, Sagredo desmintió tales acusaciones y afirmó que la marcha pasó por la vivienda del intendente y luego siguió camino hacia la ruta, donde se instaló el piquete. “No hicimos un escrache, solo pasamos por enfrente. El intendente dice tantas mentiras”, sostuvo la dirigente.


Comentarios


Arrojaron basura contra la casa de Peressini