Artesanos, molestos con Cascón

Son los de la feria de Moreno y Villegas. Temen por su futuro laboral.





Archivo

A los feriantes les preocupa que el intendente privatice el espacio donde están.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los artesanos agrupados en la feria de Moreno y Villegas temen por su futuro laboral y denunciaron que el intendente Marcelo Cascón impulsa un proyecto de ordenanza que derivaría en la privatización de ese espacio. La inquietud de la Asociación de Artesanos ya había quedado de manifiesto en mayo pasado, cuando el municipio lanzó un concurso de propuestas arquitectónicas para remodelar a nuevo la céntrica esquina donde hoy están la feria, el SCUM, la casa de la cooperativa Zuem Mapuche y un viejo anfiteatro en desuso. La idea es levantar allí un nuevo edificio para albergar esas actividades y construir además dos subsuelos de estacionamientos. Los artesanos temen que la obra los obligue a perder sus lugares de venta durante largo tiempo y están convencidos de que la continuidad misma de la feria corre serio riesgo. En aquel momento Cascón les contestó por nota que su voluntad era “recuperar” el espacio publico sin alterar su actual finalidad “económica, cultural y recreativa”. También desmintió cualquier interés en relocalizar la feria, que tiene 20 años de historia y cuya permanencia está garantizada por una ordenanza. Pero ahora los artesanos se consideran “defraudados” por el intendente, al conocer una iniciativa que el Ejecutivo envió al Deliberante el mes pasado para “regular y reglamentar la actividad artesanal”, y cuyo texto establece que los emplazamientos de las ferias tendrán “carácter provisorio”. Esa condición alcanzaría a los artesanos de Moreno y Villegas y también a los de la calle Urquiza. Otro artículo del proyecto que causó gran preocupación en los artesanos es el que señala que en caso de que incumplan sus obligaciones “el concesionario, a través de la subsecretaría de Cultura de la municipalidad local, tendrá la facultad de apercibir, suspender o revocar” sus permisos. La Asociación aclaró que aspira a mantener la relación directa con el municipio, sin intermediación de ningún concesionario. Ven en esa cláusula el anticipo de una posible privatización del predio que hoy ocupan. Las objeciones En una nota dirigida a Cascón le señalaron cada una de sus objeciones y le reprocharon que “ni lo conversado ni lo escrito se cumple”. Verónica Oyarzún y María Rosa Secondo, integrantes de la comisión directiva de la Asociación de Artesanos, explicaron que la feria de Moreno y Villegas brinda sustento a 70 familias y no están para nada conformes con el espacio que les quedaría reservado de acuerdo al croquis y los planos que presentaron los arquitectos ganadores del concurso. Dijeron que el diseño ocupa todo el predio, no deja espacio verde y privilegia los estacionamientos. “Parece que los autos son más importantes que nosotros” dijo Secondo. Ante cada consulta, el gobierno municipal aseguró hasta ahora que el futuro edificio tendrá un importante número de cocheras pero que los artesanos no serían afectados. Sin embargo estos últimos no dieron crédito a las promesas y cargaron contra Cascón. “¿Por qué vamos a creer que es transparente si no nos cumplió?” dijo una de las mujeres. Su compañera completó: “Acá hay algo atrás que no nos dicen. Porque si la municipalidad es dueña de esta esquina ¿para que la va a concesionar? Realmente no entendemos”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Artesanos, molestos con Cascón