“La ETON, una pesada carga para los neuquinos”

#

Los informes de los organismos de contralor, en este caso la sindicatura municipal, nos permiten medir la eficacia y eficiencia de las gestiones de gobierno, o sus contrarias, si se los analiza concienzudamente y se los utiliza, luego, para la toma de decisiones: el caso de la ETON (Estación Terminal de Ómnibus de Neuquén) es un claro ejemplo de ello. La sindicatura municipal utiliza un parámetro denominado Índice de Financiamiento Específico (IFE) que surge de comparar un ingreso específico con el gasto correspondiente. El índice surge de dividir el ingreso por el gasto y el resultado revelará el nivel de aporte que realiza el recurso específico para financiar el gasto asociado. Cuando el índice es menor a 1, es evidente que la recaudación anual del tributo no alcanza a financiar las erogaciones correspondientes, y en el caso que nos ocupa, en el período analizado, no llega a 0,40, lo que revela la gravedad del tema... (Ver recuadro) Los contribuyentes hemos debido afrontar un déficit anual en el período, de alrededor de 5 millones de pesos; desde el 2007 a la fecha más de 22 millones de pesos; incorporando el año 2011 se acerca a los 30 millones. No hubo a lo largo del año 2011, sin auditar aún por la sindicatura municipal, signos alentadores al respecto, porque mediante decreto de enero de aquél año el municipio incrementó el canon a abonar a la gerenciadora Parada Liniers SA, de 360.000 a 610.000 pesos, con retroactividad a agosto de 2010; es decir un aumento del 69,44%. El proyecto de Presupuesto 2012 presentado al Concejo Deliberante, y aún no tratado, no prevé cambios significativos. Es innegable que urge la toma de decisiones para revertir una situación que no deben soportar, con este grado de rutinización, los contribuyentes de la ciudad de Neuquén. A esta altura eliminar el déficit es, seguramente una materia de imposible cumplimiento, e inclusive merecería un análisis muy minucioso, pero debe necesariamente diseñarse una alternativa que morigere la carga al contribuyente y logre eficacia y eficiencia. Sugiero empezar a analizar la municipalización del servicio, simplemente como una alternativa, de las varias que hay, para disminuir el drenaje de recursos que constituyen una carga insoportable: cinco millones de pesos anuales permitirían paliar muchas necesidades prioritarias, todavía no satisfechas por los planes de gobierno. La nueva gestión municipal, los concejales y la participación comunitaria tienen mucho trabajo que hacer al respecto.- Néstor Andrés D. Podio DNI 10.701.872 Neuquén

EL ANÁLISIS del lector


Comentarios


“La ETON, una pesada carga para los neuquinos”