“No pude rendir por el corte de ruta”



Es la primera vez que escribo a este medio y debo reconocer que lo hago con toda la bronca e impotencia que me genera la conflictiva vida social a la cual nos someten los diversos actores de la comunidad con el objetivo de forzar y obligar a que sus intereses sean satisfechos, sin pensar en las consecuencias y los daños que sus actos acarrean ni contemplar los derechos de quienes se ven perjudicados. Estudio a distancia mientras resido en Bariloche. Sin embargo, para rendir los exámenes finales de mi carrera debo viajar periódicamente a la ciudad de Neuquén. Dado que el horario previsto para el primer turno de examen es a las 4 de la tarde, por cuestiones prácticas y económicas suelo viajar el mismo día del examen en el primer servicio directo que sale de Bariloche a las 9:15 con llegada estimada a Neuquén a las 14:45, es decir que entre el horario de arribo estimado y el horario previsto para el comienzo del examen tengo un margen de poco más de una hora, tiempo que a mi entender para un viaje de cinco horas y media da un margen de tolerancia importante para prever un retraso en la ruta, más teniendo en cuenta que el ómnibus sale de Bariloche en el horario establecido ya que es donde comienza su recorrido. Sin embargo, con el corte de días atrás llegué a la capital neuquina a las 8 de la noche y lógicamente no pude presentarme a dar los exámenes que debía rendir y, para colmo de males, en el instituto ya no había personal administrativo. La acción de los diversos sindicatos que han cortado la ruta a la capital de la provincia vecina ha vulnerado mis derechos y el de tantos otros, pero a mí puntualmente me trajo los siguientes perjuicios: gastar más de 400 pesos en un solo día sin ningún tipo de sentido, perder un turno de examen y desperdiciar tiempo valioso a lo largo de dos meses en los cuales me preparé para poder dar esos finales, atrasar al menos en dos meses los finales que tenía pensado dar, puesto que el próximo turno de examen es en julio, y posponer la finalización de mi carrera dos meses, con todas las implicancias económicas, anímicas y de tiempo que ello supone. Yo me pregunto: ¿alguna de las personas que decidieron cortar la ruta se hará cargo de esos costos? Uno reconoce el derecho a la protesta, pero el derecho a la libre circulación, ¿quién lo respeta, siendo que está amparado en el artículo 14 de nuestra Constitución? ¿Quién respeta mi derecho a planificar y disponer de mi vida y de mi tiempo? Santiago Curti DNI 31.552.100 Bariloche

Santiago Curti DNI 31.552.100 Bariloche


Comentarios


“No pude rendir por el corte de ruta”