“Otoño en San Martín de los Andes”



“A veces la vida nos besa en la boca”, dice Juan Manuel Serrat en una de sus más bellas canciones. Esto es que, en determinadas épocas y lugares, la rutinaria y muchas veces gris realidad se torna suave, dulce, brillante, plena de sol, celeste cielo, y uno presiente que encontrará en ese bar el amor de los amores, se reconcilia con uno mismo, percibe que la vida es simplemente maravillosa, que nada se puede hacer para que la olvidada sonrisa nos sorprenda plena, franca. Eso le sucede a quien tiene la fortuna de visitar San Martín de los Andes en otoño. Montañas, lagos y ríos se llenan de magia y de colores que conmueven el alma del visitante y del residente. El Lácar vestido de azul intenso nos invita a caminar a su lado mientras los árboles pegados a la montaña nos regalan un festival de colores: amarillos, ocres, rosas y ese matiz granate que antes no habíamos apreciado. En un par de piedras instaladas obstinadamente a la vera del arroyo que desemboca en el lago, el que firma armó su “refugio”, su lugar de remanso cotidiano, bello sitio donde dibuja un par de pretensiosos versos en la blanca hoja virginal de su libreta. La paz, el silencio, pájaros que se sientan al lado de uno como para charlar… y la mirada al cielo nos devuelve un techo sin nubes, enmarcado en inmensos árboles. A la diestra, el murmullo del agua que baja de la cascada y tropieza contra las piedras del lecho alegra la mente que ya se despojó de cualquier maleza. La ciudad, siempre de gala, se brinda generosa a los visitantes. Restaurantes, pubs y paradores de todo tipo ofrecen las exquisiteces gastronómicas más variadas, desde el cordero al asador hasta las tartas que aparecen deliciosas y para todos los gustos. Mi gran placer es sentarme en uno de los bancos del paseo de la costa. Allí, espléndido y manso el lago, los veleros, las lanchas incansables a Quila Quina, los chiquilines que no ahorran en bullicio. El sol pleno en la cara. En el corazón, una tibia sensación de ser feliz. Héctor Luis Manchini DNI 7.779.947 San Martín de los Andes

Héctor Luis Manchini DNI 7.779.947 San Martín de los Andes


Comentarios


“Otoño en San Martín de los Andes”