Asaltaron la casa de un colaborador de Jorge Sapag

Mientras Daniel Bonet -estrecho colaborador del vicegobernador- estaba en Las Grutas, su hija fue atacada por tres delincuentes. Antes de dejarla atada le preguntaron por su padre.



La policía cipoleña trabajó en el barrio Don Bosco luego de que la hija de Bonet relatara lo que había sucedido en la casa.
CIPOLLETTI (AC).- En la casa de Daniel Bonet, un estrecho colaborador de Jorge Sapag, se vivieron momentos de extrema tensión el martes por la tarde, cuando tres sujetos ingresaron a su vivienda de Cipolletti y asaltaron a su hija de 20 años.

El empleado de la Legislatura neuquina estaba de vacaciones en Las Grutas en ese momento.

La joven no fue golpeada, pero recibió algunos empujones y le hicieron pasar un buen susto: la dejaron adentro de la bañera, atada de pies y manos con alambre de fardo.

Bonet le dijo ayer a “Río Negro” que su hija Yanina estaba con una prima cuando dos amigas llamaron a la puerta para tomar unos mates. Eran aproximadamente las 20.30 del martes.

Aprovechando que la chica abrió el portón, la única manera de acceder a la propiedad, tres delincuentes ingresaron a la casa, ubicada en González Larrosa 1.175 del barrio Don Bosco.

Los sujetos -uno de ellos armado- obligaron a Yanina a que cerrara la puerta y la redujeron junto a su prima y sus amigas. Lo mismo hicieron con un muchacho vecino que en medio del asalto fue a la vivienda de visita.

“A las tres chicas y al chico los encerraron en el baño de abajo y les dijeron que no hicieran ruido, porque si se quedaban en el molde no les iba a pasar nada”, relató Bonet.

Después de encerrar a los jóvenes, obligaron a Yanina a dirigirse hacia el dormitorio principal, en la planta alta, que estaba cerrado con llave. Rompieron la puerta y al ingresar le preguntaron a la joven por su padre (sin mencionar el nombre). Ella les respondió que “estaba de viaje”.

Bonet pensaba regresar el mismo martes por la tarde pero decidió quedarse un día más para aprovechar las vacaciones.

“La ataron de pies y manos, la tiraron boca abajo en la cama y la taparon para que no les viera los rostros. Se dedicaron a revolver todo. Aparentemente buscaban plata”, contó Bonet.

El hombre dijo que antes de irse, los sujetos trasladaron a Yanina hacia el baño de la plata alta, y la dejaron adentro de la bañera atada con alambres de fardo. El mismo material usaron para reducir a los jóvenes que encerraron en la planta baja. Como pudo, la chica logró zafar de las ataduras y ayudó a sus amigos.

Bonet afirmó que los delincuentes robaron entre 180 y 200 pesos que le había dejado a su hija, y que “a la pasada, después de que dieron vuelta todo, se llevaron un radiograbador y un equipo de música, que cargaron en una valija”.

Había otros elementos chicos de valor pero no los tocaron. “Aparentemente buscaban plata”, reiteró.

“Fue con suerte porque podría haber sido mucho peor”, sostuvo Bonet, quien no quiso atribuir el hecho a su estrecha relación con Sapag.

“Yo creo que fue un robo más en Cipolletti. Que trabaje con Jorge Sapag creo que no tiene nada que ver. Sé que hay comentarios, pero no creo que sea así”, sostuvo.

Cabe recordar que el vicegobernador de Neuquén sufrió un robo en su casa de la Residencia de la Costa a principios de año y días atrás su hermana Luz también había padecido a delincuentes en su vivienda de San Martín de los Andes.

Ambos casos despertaron muchas sospechas y hasta el momento nada se sabe sobre los responsables.


Comentarios


Asaltaron la casa de un colaborador de Jorge Sapag