Asaltaron y maniataron a un ganadero y su peón en Sierra Grande



SIERRA GRANDE (Especial).- Tres delincuentes armados y a cara descubierta, asaltaron el lunes por la noche a un conocido productor ganadero y a su peón, en el campo donde cumplen tareas diariamente.

Los delincuentes ataron y encerraron a sus víctimas y se llevaron dinero n efectivo, armas de fuego y un vehículo.

Francisco “Paco” Prado es un ganadero de 76 años, muy conocido en esta ciudad, y vive en el campo “Las Palmas” ubicado a 18 kilómetros al sur de Sierra Grande.

Según la información policial, cerca de las 21 del lunes, cuando Prado y el peón Hipólito Manquín de 48 años regresaban al establecimiento rural, fueron sorprendidos e interceptados por tres delincuentes que se confundían con la noche.

Prado y Manquín fueron reducidos por los delincuentes que estaban armados y con la cara descubierta.

Según se supo, el peón fue golpeado en la cabeza por los malvivientes, presumiblemente con la culata de una de las armas de fuego utilizada para cometer el asalto.

Las victimas fueron atadas y encerradas en una habitación, mientras los delincuentes revolvieron toda la casa en busca del botín, informó el subcomisario Alejandro Tapia.

Los asaltantes lograron sustraer dinero en efectivo, trascendió que fueron unos 6.000 pesos y cinco armas de fuego: un arma corta calibre 38, un arma larga calibre 22 y dos armas antiguas Winchester 44, de propiedad del dueño del campo. Mientras los delincuentes se dieron a la fuga, el peón del campo logró zafar de las ataduras, liberar a su patrón y dar aviso en la comisaría 13, por lo que una patrulla policial se trasladó al lugar para investigar el caso y levantar todo tipo de pruebas.

Hasta en martes por la noche era una incógnita para los investigadores determinar en qué se movilizaron los delincuentes hasta el establecimiento rural, ya que para darse a la fuga utilizaron un Ford Falcon que estaba en el campo y que era propiedad de Prado. Más tarde fue encontrado abandonado en el barrio Villa Hiparsa.

Los pesquisas solo divisaron huellas de una moto que no lograron encontrar. Pero el martes, el dueño del campo fue a sacar agua del aljibe y se percató que había algo bajo el agua: era la moto scooter y cuatro de las armas robadas.

Aún no hay detenidos por este hecho pero la investigación no cesa en procura de capturar a los delincuentes que serían oriundos de Sierra Grande.

El caso causó indignación a los habitantes de esta ciudad, ya que Prado en un antiguo poblador, muy respetado por todos. Casualmente semanas atrás “Río Negro” entrevistó a Francisco Prado, tras una reunión donde se trató el tema seguridad, donde manifestó que era uno de los tantos damnificado por el robo de ganado.


Comentarios


Asaltaron y maniataron a un ganadero y su peón en Sierra Grande