Asalto comando en un estudio jurídico de Viedma

Cuatro ladrones armados ataron al abogado Rébora.

Evangelina Martínez

En la puerta del estudio quedó estacionado el auto del abogado. Los delincuentes optaron por escapar en la camioneta de un cliente.

VIEDMA (AV).- Un conocido abogado de Viedma fue asaltado, maniatado y golpeado en su estudio jurídico. Se trata de Tomás Rébora, quien es además propietario de LU15 Radio Viedma. Su secretaria y otros dos hombres, entre ellos un cliente, fueron obligados a punta de pistola a permanecer encerrados en un baño. Si bien los delincuentes actuaron a cara descubierta, sorprendieron por la espalda a todas las víctimas. Los obligaron a arrodillarse y ponerse contra la pared para evitar ser vistos, apoyando el arma en la cabeza de cada uno. Se llevaron unos 3.500 pesos, un celular, tarjetas y la camioneta Eco Sport de un cliente, la que luego abandonaron en Patagones, cerca de su domicilio. Rébora relató que los cuatro delincuentes ingresaron a su estudio de Urquiza casi Rivadavia pasadas las 10.30. Llamaron a la puerta y cuando su secretaria les abrió le apuntaron y la condujeron al baño. Dos de ellos se dirigieron a la oficina donde estaba Rébora. “Me dijeron ‘Quedáte quieto viejito sino te vamos a recagar a palos’ y cuando intenté pararme me dieron un culatazo en el ojo”, recordó. El abogado fue maniatado con los cables de la computadora y trasladado al cuarto contiguo. Quedó en el piso con una venda en los ojos y una toalla en la boca. “En todo momento me preguntaban dónde estaba la caja fuerte, que no se usa y en la que sólo hay papeles. Después me querían llevar a mi casa (ubicada muy cerca del estudio) pero como empezaron a tocar el timbre se pusieron muy nerviosos”, añadió. Relató que cuando trató de desatarse y levantarse la venda le pisaron fuertemente la mano. “Me bolsiquiaron y me sacaron unos 3.500 pesos”, puntualizó. Logró liberarse de las ataduras apenas se fueron “porque estaba muy preocupado por mi secretaria y cuando comencé a gritar su nombre desde el pasillo oí unas voces que del baño pedían que los sacara”. Allí estaban no sólo la mujer sino también un cliente, Fernando Campisi, propietario de lanchas de pasajeros que cruzan el río, y el secretario del Círculo de Legisladores, de apellido Goñi. A ellos les sustrajeron el dinero que llevaban encima, un celular, tarjetas, documentos y al lanchero la camioneta, que luego apareció en la costanera de Patagones a un par de cuadras de su domicilio. Rébora describió a los delincuentes como personas jóvenes, afeitados, aseados, con pelo corto, con ropa azul oscuro con gorro de algodón y visera del mismo color. “La ropa es similar a la que usan los uniformados”, describió. Apenas fue denunciado el hecho la Policía de Viedma montó un amplio operativo, pero hasta anoche no había novedades de los autores.


Comentarios


Asalto comando en un estudio jurídico de Viedma