Asambleístas “jamás” darán “licencia social” a la pastera



GUALEGUAYCHÚ (DyN).- Asambleístas de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú se quejaron porque a tres años de la instalación de la pastera Botnia-UPM “el conflicto no está resuelto”, mientras que hoy el canciller Héctor Timerman retomará con su par uruguayo, Luis Almagro, las negociaciones en torno al monitoreo conjunto. Bajo el título “3 años de impunidad para Botnia-UPM”, los asambleístas señalaron en una solicitada que la planta se puso en marcha en noviembre de 2007 en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, y que “hoy el conflicto no está resuelto” y que la pastera “no tendrá jamás licencia social”. Los vecinos, además, cuestionaron al gobierno uruguayo por avalar a Botnia, a la administración de Cristina Fernández de Kirchner por “la judicialización de la protesta”, y al gobernador entrerriano, Sergio Urribarri, por haber encabezado una misión comercial a Montevideo. “Es inadmisible que mientras el estado uruguayo incumple convenios internacionales, impidiendo que se ejerza el control de la empresa que fuera ordenado por la Corte Internacional de La Haya a los estados, el gobernador Uribarri encabece misiones comerciales y se reúna con el presidente José Mujica, quien nos falta permanentemente el respeto, como si nada hubiera ocurrido en estos años; como si el conflicto estuviera resuelto”, expresó el comunicado.


Comentarios


Asambleístas “jamás” darán “licencia social” a la pastera