Aseguran que habrá suficiente agua en Neuquén en el verano

Según Mario Morán, titular del EPAS, el reciente déficit obedece a falta de previsión de la Autoridad de Cuencas



NEUQUEN (AN).- Los recientes problemas por falta de agua en la ciudad de Neuquén se debieron a que “la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas no pudo prever la bajante de los ríos”, aclaró el presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento, Mario Morán y aseguró que no habrá déficit hídrico en el verano próximo.

A fines de septiembre comenzaron a sufrirse los primeros inconvenientes con el suministro de agua en esta capital. El caudal de los río disminuyó, las tomas se taparon con sedimentos y la presión de agua en la ciudad bajó considerablemente.

“No responsabilizo a ninguna institución en particular, pero puedo decir que el mes pasado, a raíz de un informe que le solicitamos a la AIC, nos informó, con la firma de Alberto Ciampini, que no había prevista ninguna modificación en el caudal de los ríos hasta el mes de enero. Veinte días después teníamos prácticamente la cuarta parte de lo que se estaba erogando”, disparó ayer Morán en el hall del aeropuerto de Neuquén.

Agregó además que, frente a esta situación, los organismos prestadores del servicio se sienten en medio de una total incertidumbre y no se reservó ninguna crítica “Realmente no sabemos para que están determinadas organizaciones si no pueden anticipar con un mínimo de 10 días alguna modificación. No sé cómo es la relación de la AIC con las centrales hidroeléctricas que determinan las erogaciones de los ríos, pero nosotros somos el pato de la boda porque la gente le reclama al EPAS”, añadió.

El cauce del río Limay se retiró de la costa unos 500 metros, según las apreciaciones de Morán, y los inconvenientes no tardaron en llegar. A fines del mes pasado, el descenso abrupto de los ríos Limay y Neuquén, provocó una acumulación de sedimentos en las tomas. Como consecuencia los barrios Santa Genoveva, Manuel Belgrano y Confluencia sufrieron la reducción en la presión de agua.

Las tareas de limpieza y dragado del organismo de saneamiento resolvieron momentáneamente el problema. Pero la sensación de que en el verano la falta de agua se hará más intensa permanece latente en la ciudad.

Sin embargo, Morán aseguró que el suministro de agua no se verá afectado. “E Neuquén no hay problemas severos de falta de agua, y no los va a haber tampoco en el verano”, dijo.

Para contrarrestar la disminución de los caudales, el EPAS puso manos a la obra en varios estudios para reencauzar el cauce de los ríos y en proyectos de dragado. Concluidos los estudios preliminares y redactados los informes se presentarán a la secretaría de Recursos Hídricos y al gobierno de la provincia para “ver de qué manera conseguimos el dinero para realizar las tareas”, explicó Morán.

Entre las obras inmediatas , se contempla la recuperación de taludes arrasados por las crecidas y el reencauzamiento de las tomas de agua.

“El abastecimiento de agua en Neuquén no pasa solamente por lo que ha producido en los ríos, pero es uno de los factores que más ha incidido. Si tuviéramos obras complementarias y 18 kilómetros de acueducto, la bajante de los ríos no nos afectaría”, concluyó el titular del EPAS.


Comentarios


Aseguran que habrá suficiente agua en Neuquén en el verano