Aseguran que hubo armas de fuego en batalla campal en San Martín



SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- Los jóvenes que protagonizaron una batalla campal con la Policía en la madrugada del último martes en San Martín de los Andes no sólo agredieron a los uniformados con piedras, palos y botellas, sino que también tenían armas de fuego, según los testimonios aportados por vecinos del barrio Cantera y por los agentes involucrados. La justicia ordenó varios allanamientos para dar con las armas (se las identificó como revólveres calibre 22), aunque sin resultados positivos. En tanto, quedó resuelta la situación de los tres menores de edad demorados por el caso y a los dos adultos detenidos se les iniciaron causas por atentado y resistencia a la autoridad, lesiones, amenazas y daños. Aún no se determinó si las armas fueron efectivamente utilizadas contra los policías, ya que los testimonios dan cuenta de detonaciones en medio de la refriega pero no hay evidencias de que los uniformados hayan sido el blanco. Lo que sí está claro para los investigadores es que entre la veintena de personas que integraban la patota había al menos una armada. Como informó este diario el miércoles, una lluvia de objetos y algunas detonaciones surgieron del lado de los jóvenes, mientras que la respuesta policial llegó con el grupo antimotines y el uso de escopetas de postas de goma y granadas de dispersión. Los agresores huyeron por los techos de las casas. Como ocurrió semanas atrás al norte del casco histórico, sobre el puente del arroyo Pocahúllo y el barrio Julio Obeid, esta vez la revuelta fue cerca del hotel Sol de los Andes y por las calles de faldeos del barrio Cantera. Los incidentes comenzaron alrededor de la 1.30 por denuncias de vecinos y culminaron a las 5, con la dispersión del grupo y la detención de cinco personas, entre ellos tres menores de edad. Dos policías resultaron heridos, varias casas fueron apedreadas y un patrullero fue dañado.


Comentarios


Aseguran que hubo armas de fuego en batalla campal en San Martín