Aseguran que no hay rastros de contaminación en el Colorado



La supuesta aparición de peces con anomalías en distintos puntos del río Colorado y el muestreo habitual de las aguas realizado por el Coirco arrojan, hasta el momento, resultados negativos en cuanto a contaminación con hidrocarburos. Un guardafauna disiente.

RINCON DE LOS SAUCES (ARS).- Una serie de intensivos análisis en distintos puntos del río Colorado, mostraron que ese curso de agua está libre de contaminación. Así lo informaron a este diario los técnicos del Coirco (Comité Interjurisdiccional del río Colorado).

La supuesta aparición de peces con extrañas protuberancias en sus escamas, alertó a parte de la población. Pescadores deportivos afincados en Rincón y otros de paso, aseguraron que “algunos de los peces, cuando los sacamos, se les salió la piel fácilmente y otros tenían una especie de granos”, pero ninguno de los testigos pudo avalar sus aseveraciones con los raros especímenes.

Los puntos de pesca señalados fueron la pasarela de Pata Mora y la margen derecha del río, a la altura del paraje Meridiano Diez.

Buscando declaraciones oficiales, “Río Negro” entrevistó al guardafauna de Rincón, Marcelo Guzmán.

“Nos informaron que en Meridiano Diez (a 70 kilómetros de Rincón, río abajo), habían encontrado peces en esas condiciones y ya pusimos en conocimiento a nuestros superiores”, dijo Guzmán.

Según el funcionario, “el 28 de marzo de este año, un organismo provincial realizó un monitoreo ambiental encabezado por Ernesto Bacher, quien levantó muestras del río para verificar contaminación de agua e influencia de contaminación acuática y estamos esperando los resultados”, manifestó.

Consultado sobre si los casos denunciados son el resultado de hidrocarburo derramado en el curso de agua o una enfermedad del pez no relacionada con la actividad petrolera, Guzmán dijo: “para mí, es contaminación”.

Desde la delegación local de fauna, informaron que “si bien éste no es un río de mucho pique, se saben sacar percas, carpas y ahora están entrando algunos pejerreyes”.

“Por su parte, el técnico del COIRCO Víctor Porrino, señaló que “se hicieron análisis nuevos en este río en el marco de una campaña de peces y de 231 especies no se encontró anormalidades en cuanto al tamaño y peso”, dijo.

Porrino aseguró que “en este momento se están analizando las muestras en tres laboratorios diferentes y en quince días tendremos los resultados finales, pero en ningún momento hubo signos de contaminación”.

Las muestras tomadas se hicieron en la columna líquida del río, en sedimentos y peces; a estos últimos se les aplicó reactivos a metales pesados e hidrocarburos. Hasta el momento no habrían mostrado anomalías.

Los técnicos del COIRCO actúan como contralores de campo que inspeccionan a diario las costas para verificar que los derrames, si los hubiera, no afecten el hábitat hídrico.

En un diálogo telefónico anterior, Porrino manifestó textualmente que “nosotros que tenemos base aquí en Rincón, hacemos controles todos los días de la costa del río, derrames que se van produciendo e incidentes”, sostuvo.

El 80 por ciento del petróleo que produce Neuquén, se extrae de la localidad del norte y en años anteriores, las manchas aceitosas de petróleo sobre el lecho del Colorado eran moneda común.

Los lugares de muestreo

Según los funcionarios del Coirco, “en nuestras oficinas tenemos los informes de las extracciones y no hubo situaciones anormales en los peces y tampoco en el agua. Los análisis están a disposición de la prensa y muestran que no hay petróleo en el agua como tampoco contaminación hidrocarburífera remanente”.

Anualmente se realiza un muestreo general del río Colorado antes de inaugurar la temporada invernal de pesca.

El pasado 10 de abril, el Coirco terminó de levantar especies vivas del río al igual que agua y sedimentos del fondo y de ambas costas.

Dos de los puntos de medición que tomaron para el análisis general, fueron la zona del yacimiento Desfiladero Bayo y el embalse Casa de Piedra. El primero, dista sólo 10 kilómetros de Rincón río arriba y es uno de los lugares señalados en donde se pescaron especies supuestamente enfermas (ver nota central). Sólo una precaria casilla de la Funbapa y un puente indican el camino de entrada a la zona y eventualmente es un magnífico escenario para quienes practican la pesca. En el lugar el Coirco sólo obtuvo pique de percas.

Otro de los puntos fue el embalse Casa de Piedra, en donde se extrajeron percas, carpas y pejerreyes. (ARS)


Comentarios


Aseguran que no hay rastros de contaminación en el Colorado