#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Asesinaron a balazos a un menor en Neuquén

Fue a la madrugada, en una esquina de barrio Progreso donde había varios jóvenes.



NEUQUEN .- Un menor fue asesinado a balazos ayer a la madrugada en el barrio Progreso, al parecer durante una reyerta en la cual el alcohol sacó a relucir viejos rencores entre grupos antagónicos. Hay una persona arrestada en averiguación del hecho.

La víctima fatal fue identificada como Mauricio Orlando Castillo Lincoleo, de 17 años, quien recibió al menos dos disparos en el pecho de un calibre que recién anoche se determinaría, durante la autopsia que se realizaba al cierre de esta edición.

El menor recibió los impactos cuando estaba en la esquina de República de Italia y Arabarco del barrio Progreso. Vivía a pocas cuadras de allí, en Cerro Bandera al 2.200.

Ayer al mediodía, los vecinos del sector se mostraron poco predispuestos a suministrar información a los periodistas. En la comisaría Tercera, a cargo de la investigación del hecho, el comisario Moisés Soto dijo que "estamos investigando el hecho" y anticipó que "posiblemente realicemos algunos allanamientos".

Aunque no lo descartó de plano, dijo que en principio el homicidio no está vinculado con otros enfrentamientos ocurridos en el barrio. Se inclinó por la hipótesis de la pelea aislada, debido a una combinación de alcohol con alguna cuenta pendiente.

Una vecina que aceptó dialogar con este diario a cambio de no dar su nombre señaló que "fue poco después de la medianoche. En esa esquina se suelen juntar varios muchachos a tomar cerveza".

De noche el sector está poco iluminado. Ayer al mediodía había varios grupos reunidos bebiendo en las esquinas y comentando el hecho, pero nadie aceptó hablar para la prensa.

La mujer añadió que desde su vivienda, ubicada a media cuadra, escuchó tres disparos. "Después hubo varios que salieron corriendo hasta la casa de un vecino que tiene un Fiat 147 blanco y casi le tiran la puerta abajo. Lo llamaban desesperados".

El hombre los ayudó a trasladar a Castillo Lincoleo hasta la sala del barrio, pero estaba muy grave. De allí se lo llevaron al hospital Castro Rendón pero me parece que murió antes de llegar".

Otro vecino indicó que "después de recibir los balazos el muchacho caminó unos pasos y cayó. Los amigos le decían que se levantara pero él no se movía ni hablaba".

"Parece que como no le salía sangre, los amigos creyeron que no tenía nada", continuó. "Pero estaba como muerto, y se dieron cuenta de que la cosa era grave".

Otras fuentes con acceso a la investigación revelaron que un primer examen forense arrojó como resultado que el joven recibió al menos dos impactos de bala en el pecho, de un calibre que hasta el momento no se determinó con precisión. Anoche se realizaba la autopsia, de la cual surgirían todas las precesiones.

La Policía no pudo secuestrar aún el arma utilizada por el agresor y cuenta con pocos testimonios que ayuden a la investigación.

Según lo poco que se sabe, Castillo Lincoleo habría tenido problemas con dos personas, una de las cuales le disparó. La otra fue arrestada y trascendió que se trata de "Keko" Arriagada, cuya vinculación con el crimen se trata de establecer.

Por su condición de menor de edad no fue posible determinar si el joven fallecido contaba con antecedentes policiales, pero algunas fuentes deslizaron que registraba entradas en la comisaría por motivos que no fueron precisados.


Comentarios


Asesinaron a balazos a un menor en Neuquén