Asesinaron a un joven a las puertas de una fiesta

Fue en el barrio Otaño, de Huincul, durante un cumpleaños. La víctima tenía 17 años y lo mataron de un tiro en el pecho. Tras un allanamiento se demoró a un chico de 15, que no se resistió.



#

Los investigadores policiales intentan determinar cuáles fueron los motivos del homicidio.

PLAZA HUINCUL (ACC) – El festejo de un cumpleaños de quince se vio interrumpido por la tragedia cuando afuera del salón donde se hacía la fiesta, uno de los invitados, de 17 años, fue ultimado por un disparo de arma de fuego, mientras fumaba un cigarrillo en la vereda. La policía, logró dar con el presunto autor: se trataría de un menor de 15 años, que fue demorado aunque el arma no fue secuestrada.

El crimen ocurrió en el marco de una fiesta familiar que se celebraba el sábado por la noche en la sede comunitaria del barrio Otaño de Plaza Huincul, y se vio teñida de un hecho trágico que obligó a interrumpirla.

De acuerdo a lo que se conoció de fuentes cercanas a la investigación, alrededor de las 2 de la madrugada del domingo, en la vereda del centro comunitario permanecía un grupo de chicos, invitados al festejo de un cumpleaños. Entre ellos, un joven de 17 que resultó herido mortalmente por un disparo de arma de fuego a la altura del pecho, en el lado izquierdo.

La víctima fue identificada como Eduardo Ariel Guiñez, quien cursaba el 4º año del CPEM Nº 58 de Plaza Huincul.

El presunto autor, sería un menor de 15 años, quien luego de un allanamiento que ordenó la justicia fue demorado, en cercanías al mismo lugar donde se desencadenó la tragedia. Se informó que no opuso resistencia.

Los investigadores buscaban determinar cuáles habían sido los motivos por los que se produjo la agresión que culminó con la vida del joven de 17 años.

Una de las versiones que ayer corrió con fuerza, indicaba que la víctima permanecía sentado junto a otros compañeros en el cordón de la vereda, fumando un cigarrillo. Allí, llegó el presunto autor del hecho, quien mediante un tercero solicitó que lo llamaran. Cuando la víctima se acercó, recibió un certero disparo a la altura de la tetilla izquierda, sin que

hayan mediado muchas palabras entre ambos. En esta misma línea, se mencionó que los dos tendrían diferencias anteriores.

En cambio, otra de las versiones da cuenta que existió un diálogo previo entre los dos y que el presunto agresor quería ingresar a la fiesta de cumpleaños, y que la víctima habría sido elegida al azar, y no por un conocimiento anterior. Lo cierto es que recibió el disparo que le costó finalmente la vida.

Ayer, desde la comisión barrial se escucharon fuertes críticas a la tardanza de la ambulancia requerida para asistir al lugar del episodio. Es por esa razón, que el padre de la víctima decidió tomarlo en sus brazos y trasladarlo en un remise hasta un centro asistencial privado. Al parecer, cuando llegó fue poco lo que pudieron hacer los profesionales para salvarle la vida debido a la gravedad de la lesión.

Se insistió en la necesidad de reinstalar en el sector una guardia de 24 horas, donde hasta que se inauguró el hospital de Complejidad Media, existía el hospital del barrio.

Ayer, en la misma sede vecinal donde ocurrió el lamentable episodio, se dispuso todo para ofrecer las instalaciones a los familiares y realizar el velatorio de la víctima.

La barriada estaba conmocionada por el hecho. El muchacho era un integrante de la murga que pertenece al barrio Otaño. Sus restos serán inhumados hoy a las 18. En el hecho intervino el personal de la Comisaría 6º de Huincul, la Brigada de Investigaciones y se inició la causa en el Juzgado de Instrucción Nº 1.


Comentarios


Asesinaron a un joven a las puertas de una fiesta