Asfalto nuevo para la deteriorada calle Mendoza

En el proyecto de Roca del Anillo Circulatorio esta vía es prioridad. La repavimentación costaría alrededor de 700.000 pesos. De los caños de agua y el tránsito pesado depende el método a usar.

ROCA (AR).- La necesidad de arreglar la deteriorada calle Mendoza de esta ciudad será incluida en el proyecto de construcción del anillo vial circulatorio, por lo que en pocos meses se comenzará la repavimentación de la arteria.

El nuevo asfalto para una de las principales vías de comunicación roquenses fue anunciado ayer, aunque desde hace varias semanas los responsables de la Dirección General de Obras Públicas están analizando qué tipo de material es el más conveniente para utilizar.

Esto se debe a que se requiere una mayor complejidad que en otras obras, ya que por allí transitan gran cantidad de vehículos pesados.

Teniendo en cuenta los problemas que se sucedieron desde la última vez que se repavimentó, cuando los arreglos duraron poco tiempo, ahora se analizan tres variantes.

Una es la recomposición parcial de la vía, aprovechando los tramos que están en buen estado; la renovación total con una capa nueva, o la aplicación de un método de ingeniería más moderno, en el que se aplicaría una malla elástica debajo del asfalto.

A estos estudios deberán sumarse las conclusiones del DPA, organismo fundamental en la obra ya que por debajo de la Mendoza pasa un acueducto muy importante, que debe tenerse en cuenta a la hora de la planificación.

"El DPA nos prometió dar una respuesta la semana que viene con respecto a lo que harán con el acueducto", indicó Carlos Rodríguez, director de Obras Públicas del municipio.

Una de las alternativas es colocarlo en el mismo lugar que ahora, pero con un mejor sistema de ingeniería para prevenir problemas posteriores. La otra es cambiar la traza, aunque esto sería más costoso, por lo que demandará un análisis más detallado sobre las posibilidades económicas.

La innumerable cantidad de baches que hoy tiene la Mendoza es motivo diario de quejas por parte de los conductores, que deben apelar a sus reflejos para evitar la rotura de sus vehículos.

Según expresó el director general de Obras Públicas, el reacondicionamiento se extenderá desde la ruta 22 hasta la calle Gelonch, "ya que el tramo que continúa hacia el norte está en buenas condiciones".

La repavimentación insumiría una inversión que rondaría los 700.000 pesos, aunque los costos exactos se determinarán una vez que se decidan las característica del asfalto a utilizar. Esta variable también definirá el tiempo real en el que se construirá el nuevo pavimento desde la ruta a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

El último paso para la confirmación de la obra será el visto bueno del Banco Mundial al proyecto del anillo vial circulatorio roquense. Si bien ya se cuenta con la autorización interna desde el Concejo Deliberante para el endeudamiento, todavía falta que el organismo internacional confirme la disponibilidad del crédito. Esta instancia será decidida en julio, aunque desde el municipio ya se habla de una respuesta favorable.

Ante esta seguridad, las prioridades para los funcionarios municipales pasa ahora por no equivocarse en la evaluación técnica del terreno y los materiales a utilizar, para que en el futuro no vuelvan a aparecer los pozos que hoy son parte del desmejorado paisaje de la Mendoza.


Comentarios


Asfalto nuevo para la deteriorada calle Mendoza