#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Aspero debate político en España



MADRID/VITORIA.- La aprobación del matrimonio homosexual y la situación del País Vasco tensaron en estos días las relaciones y el diálogo político entre el gobierno del socialista José Luis Zapatero y la oposición conservadora del partido Popular (PP).

Conforme se acerca su entrada en vigor, en junio, la ley que a partir de junio permitirá en España las bodas de parejas homosexuales y la adopción de niños por parte de éstas, se está agudizando el enfrentamiento. El obispo Juan Antonio Reig Pla, instó a los alcaldes a la "desobediencia civil", al considerar que éstos no pueden ser obligados "a sacrificar su conciencia y a ejecutar actos por los que debe ir contra su conciencia rectamente formada". El alcalde de la localidad catalana de Pontons, Lluís Fernando Caldentey, del PP, afirmó que no casará a parejas del mismo sexo porque, en sus palabras, "un gay es una persona tarada, que nace con una deformación física o psíquica". Pese a que los alcaldes de las 16 capitales gobernadas por el PP -entre ellas Madrid, Valencia o Málaga- dejaron en claro que en sus ayuntamientos sí podrán celebrarse las bodas gay, los regidores de localidades más pequeñas siguen negándose.

Por otra parte, Rodríguez Zapatero y el líder del opositor Partido Popular (PP) Mariano Rajoy se enzarzaron en un duro enfrentamiento a raíz de la presencia del independentista Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) en el Parlamento vasco. Rajoy acusó a Zapatero de "haber violado el pacto antiterrorista", firmado por el Partido Socialista (PSOE) y el PP, al no haber impugnado las candidaturas del PCTV (considerado brazo político de ETA) en las elecciones del pasado 17 de abril en el País Vasco. El presidente del gobierno replicó que el PP "está utilizando el pacto antiterrorista para fines partidistas" y recordó que el PCTV fue registrado cuando gobernaba el PP.


Comentarios


Aspero debate político en España