"Aspiro a que confíen en mi trabajo"

Sergio Hernández inicia una nueva temporada en Estudiantes (O).



NEUQUEN (AN).- Sergio "Oveja" Hernández pasó tres días junto a los más pequeños, para trasmitir conocimientos y experiencias en un "campus", porque este tipo de actividades "me cargan de energía". A los 37 años y con casi una década en la Liga Nacional de Básquetbol, ya se colocó como entrenador la chapa de "ganador", con dos títulos locales y tres internacionales, como para no dejar dudas de su capacidad.

En una extensa charla con "Río Negro" abordó todos los temas que hacen a su trabajo y al básquet de nuestro país.

En relación a la tarea que lo trajo a la ciudad, sostuvo que "es bueno que los chicos tengan la oportunidad de escuchar a jugadores y entrenadores que trabajan a nivel profesional. Que los chicos tengan otra voz, para enseñarles algunas cosas básicas. A mi me carga mucho de energía y me da placer ver como disfrutan".

¿Cuál es tu aspiración?

"Aspiro a que confíen en mi trabajo. No me gustaría ir a clubes improvisados, sin coherencia. No creo en los plazos cortos. Obviamente me agradaría tener una chance fuera del país, porque hay lugares donde podría crecer. El objetivo es hacer bien el trabajo y el tiempo dirá".

En un equipo, todo empieza en el reclutamiento: "La elección del personal es el 60 al 70 por ciento del éxito de una campaña. Al que le exigen los resultados es al entrenador y por eso pido que me dejen trabajar con las armas que creo son las mejores".

¿A qué juegan tus equipos?

"Hay que aclarar que el básquet no es tan misterioso, es uno solo. Lo que creo es que hay dos grandes formas de jugarlo, como de vivir. Una conservadora y otra de asumir más riesgos. Esa es la que tengo y trato de que mis equipos propongan ellos, en defensa y en ataque, lo que se llama manejar el ritmo del partido".

También tiró por tierra con algunas "máximas" del deporte: "algunos sostienen que su equipo tiene que tirar o antes de los cinco segundos en un ataque rápido o después de los 20, a mi eso me parece arcaico y con poco sentido común. Porque si se presenta una posición de tiro a los 12 segundos, hay que tomarla. Prefiero darle la pelota al rival bajando por la red y no por un tiro forzado".

¿Qué opina de la nueva estructura de la Liga?

"Lamentablemente se buscan siempre las cosas por lo económico. Esta forma de juego va traer un ahorro en los gastos y hará revivir algunos viejos clásicos que habían desaparecido. Es una salida, porque hay que hacer algo, pero no es de fondo".

No es un beneficio...

"En contrario, lo que creo es que hay que vender mejor el producto y tratar de esa manera de sumar spónsors. Así, tiende a dejar de ser algo profesional, porque hay jugadores que están optando por no jugar más al básquet, el que no tenga un ofrecimiento importante, va a buscar otros rumbos. Hay muchos pensando esta alternativa, no todavía en la "A", pero si en el TNA".

¿Qué habría que cambiar?

"Buscaría gente especializada en márketing, porque la que hoy tiene la AdC no sirve. Acá hay que vender muy bien el producto, la liga. Hoy ponés los programas donde van invitados en la televisión y está Marcos Milinkovic o Agustín Pichot, y no está Rubén Wolkowyski. Nadie explotó la imagen de los dos primeros jugadores de la Argentina en llegar a la NBA y es una gran falla".

Y para ampliar el concepto comentó: "Hoy Argentina está considerada muy bien afuera. Tenemos 30 jugadores en Europa, dos en la NBA, y se habla que la ida de ellos reciente la competencia interna. No se dejen engañar, cuando dicen que hay bajo nivel técnico, es mentira".

El mejor proceso de la historia

El momento que vive la selección nacional, en la óptica de Sergio Hernández "va camino a ser el mejor de la historia" y entre las razones que apoyan esa afirmación está la presencia en el plantel de "estrellas de verdad, que juegan para el equipo y que tienen el roce internacional que nos faltaba".

La "Albiceleste" juega por estos días el Sudamericano en Chile y tiene como máximo objetivo ganarse un lugar en el Mundial, durante el torneo que se disputará en esta ciudad.

"No tengo dudas de que clasificará para Indianápolis -dijo Hernández- y que acá va a jugar un torneo buenísimo, no sé si lo va a ganar, porque después en un partido puede cambiar las cosas y los certámenes cortos son así. Pero seguro que va a clasificar".

Para la "Oveja" la etapa que puso en marcha Rubén Magnano, "va camino a ser el mejor proceso de la historia. Hay conjunción de nombres con jugadores muy solidarios, poco egoístas, estrellas de verdad. Son ganadores, juegan para el equipo y tienen el roce internacional que nos faltaba para dar el salto de calidad. Emanuel Ginóbili está acostumbrado a jugarle una penetración a un tipo de 2.18 metros, antes no se podía. Wolkowyski defiende jugadores de 2.20, para él no es una cosa extraña".

¿Cuáles son los rivales?

"Hoy en América las potencias son Estados Unidos, que venga con quien venga es de cuidado; Brasil, que está en un proceso de recambio, pero va a intentar clasificar; Puerto Rico, también está sufriendo un proceso de renovación, pero aunque jueguen los "dinosaurios" son peligrosos; Canadá, que tiene hoy un muy buen básquet y Argentina, por todas las virtudes que ya enumeré".

"No hay que tener temor a perder"

Hernández inicia por estos días su cuarta temporada en Estudiantes de Olavarría, equipo con el cual fue doble campeón de la Liga Nacional y también se consagró a nivel Sudamericano y Panamericano. ¿Podrá mantener la racha?

"No hay que tener temor por no poder repetir lo que conseguimos. Si hay algo que pregono es que si uno hace las cosas con miedo tiene más posibilidades de que le salgan mal. En el juego, más que en ninguna otra cosa. Está permitido jugar mal y perder. Lo importante es que hayas dejado todo en el intento. Perder no es una tragedia y esa es la idea que le voy a trasmitir a los nuevos".

¿El equipo se desmanteló?

"Hay que ver, por ahora hay tres jugadores que son Sebastián Ginóbili, que es el nuevo base del equipo, Paolo Quinteros y Gabriel Díaz, se está tratando de renovar con Daniel Farabello, Gabriel Fernández y Mc Gray; y Byron Wilson está un poco alejado del presupuesto del club y está muy cerca del Alicante de España. Pero si logramos renovar con Farabello, Fernández y Mc Gray, vamos a tener una base muy similar a la del equipo campeón y nos va a permitir darle continuidad al trabajo".

¿Y el segundo extranjero?

"El reemplazante de Wilson hoy no está definido. Soy de los que le gusta ir detrás de jugadores conocidos, probados, que hayan jugado en Argentina. Hay posibilidades de que Diego Osella participe del equipo, que Martín Leiva también. Son alternativas".


Comentarios


"Aspiro a que confíen en mi trabajo"