Asume hoy Lavagna con la firme idea de sujetar el dólar

Operaría sobre una banda cambiaria de entre 3 y 3,50 pesos. Pedirá hoy un firme respaldo de los gobernadores.



Ver infograma

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, asumirá hoy formalmente el cargo y comenzará su trabajo en la Quinta de Olivos para definir un plan económico cuya prioridad será lograr un mecanismo que frene el alza del dólar.

De acuerdo a las especulaciones más firmes que se hacían anoche en Hacienda, Lavagna se inclinaría por fijar en las primeras semanas un sistema de flotación sucia que operaría sobre la base de una banda cambiaria entre los 3 y los 3,50 pesos.

El otro objetivo será conseguir hoy mismo un firme respaldo de todos los gobernadores y comprometerlos para que implementen las medidas que restrinjan fuertemente el déficit fiscal, tal como exige el Fondo Monetario Internacional.

El flamante funcionario deberá ajustar sus decisiones al rumbo económico que se esbozó en el documento de 14 puntos firmado entre el presidente, Eduardo Duhalde, y los gobernadores provinciales, además de armar el equipo de colaboradores que lo secundarán en su nueva tarea. Guillermo Calvo ya dijo que no lo asesorará.

La de hoy será una jornada intensa en Olivos. A la megareunión del gabinete se sumarán todos los gobernadores y legisladores nacionales del PJ, la UCR y el sector del Frepaso que acompaña a Duhalde.

La ideas es darle un nuevo envión al gobierno, pero un dato inquietante podría complicar el espíritu de lo que pretende el gobierno: los diputados justicialistas anunciaron anoche que irán a Olivos con sus propias propuestas. Las críticas apuntan al intento de derogar la ley de subversión económica y objeciones a la nueva propuesta de ley de quiebras.

En el centro de las presiones

Lavagna sentirá desde hoy lo que es lidiar en medio de un juego de presiones contrapuestas que derribaron a Remes Lenicov e impiden el despegue de la economía. Hay en el frente problemas de solución inmediata y otros que requieren de mayor tiempo aunque no por ello resultan menos importantes.

Desde la conformación de su gabinete hasta la reapertura normal de la actividad en los bancos.

Aun cuando no sabe quienes lo acompañarán, el flamante ministro deberá apuntar a conformar la normalización del sistema financiero porque desde hace una semana, en la Argentina, el tráfico comercial se encuentra paralizado y el pago de impuestos es nulo.

Con el horizonte despejado por la orden de la Corte de devolver todos los procedimientos por amparo a la sede judicial, la actividad bancaria será normal el lunes. Así lo informó anoche el Banco Central.

Igualmente, el nuevo ministro dejó en claro que prefiere esperar unos días más para reanudar la operatoria cambiaria. Quiere definir primero el esquema antes de reanudar las operaciones.

De los funcionarios del equipo económico que podrían permanecer en sus cargos se menciona al presidente del BCRA, Mario Blejer y al titular de la AFIP, Alberto Abad.

Lavagna arribó ayer desde Bruselas donde se desempeñaba como representante argentino ante la Unión Europea y tras reunirse con Duhalde aceptó ponerse al frente de la economía argentina.

(DYN y Redacción Central)

Calvo no aconsejará

El economista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo, Guillermo Calvo, desairó ayer al presidente Duhalde al rechazarle el ofrecimiento para encabezar un Consejo de Asesores del nuevo ministro Roberto Lavagna. Sólo se comprometió a “aportar ideas” desde su lugar de trabajo.

“No formaré parte de ningún Consejo” dijo apenas arribó al país el economista argentino que saltó a la fama por haber pronosticado el efecto “Tequila”.

Más tarde, y tras la reunión que Calvo mantuvo con el presidente, el vocero de Duhalde, Amadeo, salió a anunciar que el economista jefe del BID “acordó colaborar con el aporte de ideas desde el organismo multilateral de crédito para las soluciones de los problemas económicos”.

Calvo, quien figuraba en la lista de candidatos para ocupar el lugar que dejó vacante Remes, se enteró del nombramiento de Lavagna mientras volaba a Buenos Aires.

Con la negativa de Calvo, la iniciativa de conformar un consejo de asesores queda herida de muerte ya que para la conformación del mismo se mencionaba a economistas con pensamientos totalmente opuestos. Daniel Carboneto está en la lista.

“Por los extremos, se fracasa”

A poco de ser designado como ministro de Economía, Roberto Lavagna se puso ayer en el centro del ring para emprender una batalla contra las futuras críticas que podría recibir sus próximas medidas de gobierno.

“Creo que buena parte de la situación que vivimos hoy tiene que ver con que nuestra discusión y nuestro diálogo se ubica en los extremos, entre los ortodoxos y los heterodoxos, los de derecha y los de izquierda”, afirmó Lavagna, minutos después de arribar a Ezeiza procedente de Europa. Señaló que “una discusión, en esos términos, hace que en cualquiera de los dos extremos uno termine en fracaso”.

De esa manera, Lavagna tomó distancia de economistas como los liberales López Murphy y Manuel Solanet (FIEL); Roque Fernández y Jorge Avila (CEMA); y Daniel Carboneto (Polo Social), quien fue consultado por Duhalde.

Partidario de caminar por un sendero que no signifique darle la espalda al FMI, pero a la vez atender las demandas sociales, Lavagna consideró que su línea de acción tiene posibilidades de éxito mientras que “las otras dos están condenadas al fracaso”. (DYN)


Comentarios


Asume hoy Lavagna con la firme idea de sujetar el dólar