Ataque a iglesia copta hace temer violencia religiosa en Egipto

Una de las iglesias cristianas más antiguas culpa a islamistas radicales.

ALEJANDRIA, Egipto (AFP) - Una persona murió y otras cinco resultaron heridas ayer, en ataques simultáneos a tres iglesias coptas en Alejandría (norte de Egipto), perpetrados por un solo individuo con "problemas psicológicos", según informó el ministerio del Interior.

Los tres ataques fueron perpetrados por Mahmud Salah Eddin Abdel Razek, un obrero de 25 años que "sufre problemas psicológicos", señaló el ministerio egipcio. Se trata de los primeros ataques de este tipo contra los coptos, la rama de los cristianos de Egipto, desde la ola de violencia islamista de los años 90.

Fuentes policiales indicaron anteriormente que una persona había muerto y otras 12 habían resultado heridas en los ataques, llevados a cabo por dos hombres armados, probablemente islamistas. Una tercera persona intentó atacar una cuarta iglesia en el barrio de Sporting (este), pero fue atrapado y entregado a las fuerzas de seguridad, que también detuvieron a los presuntos dos anteriores asaltantes, según las mismas fuentes.

Según testigos presenciales, un hombre armado con dos cuchillos entró en la iglesia Mar-Guirguis, en el barrio de Hadara (este), donde apuñaló a cuatro personas después de gritar "Alá es el más grande" y "No hay más Dios que Alá".

"Cerramos las puertas de la iglesia. Le atacamos con palos y huyó por el sótano de la iglesia", contaron dos empleados del templo.

Las fuentes policiales aseguraron que, a continuación, Abdel Razek fue a la iglesia de Al-Quidissin (Los Santos), en el barrio de Sidi Bichr (este), donde atacó a varias personas antes de ser detenido. Uno de los fieles atacado, Noshi Atta Guirguis, murió por las heridas recibidas.

Tras los ataques, varios centenares de fieles se congregaron ante las iglesias atacadas y algunos de ellos criticaron la pasividad del gobierno y de las fuerzas de seguridad. "Esto se repite todos los días", se quejaba un hombre.

"La gente que hace esto quiere que nos convirtamos al islam; somos una minoría y por eso el gobierno debe protegernos más", declaró Samah Adli. Según Solimán Gabriel, el gobierno no hace nada ante esta situación, aunque cree que estos atentados son obra de "extremistas terroristas". Samir Mansur, un dirigente de la Iglesia copta en Alejandría, denunció la información proporcionada por el Ministerio del Interior atribuyendo la autoría de los sucesos a un enfermo mental.

Egipto ha sufrido en los últimos tiempos varios incidentes de carácter confesional, y en el país las relaciones entre los musulmanes y los coptos son tensas. Los coptos, que representan el 10% de los 73 millones de egipcios, según su iglesia, y el 6% según las autoridades, sufrieron tres muertes durante los enfrentamientos con musulmanes en la misma ciudad de Alejandría en octubre de 2005. En los años 90, unos cien coptos resultaron muertos durante los actos de violencia islamista en Egipto.


Comentarios


Ataque a iglesia copta hace temer violencia religiosa en Egipto