ATE reclama por condiciones “infrahumanas” tras día de ausentismo



ROCA (AR).- El titular de ATE en Río Negro, Rodolfo Aguiar, aseguró que la crisis que arrastra el Servicio Penitenciario Provincial ya tiene “varios años” y que hacen falta recursos económicos para mejorar la situación no sólo de las cárceles sino también de los trabajadores. Aguiar aseguró ayer que la situación que se generó en el Penal 5 de Cipolletti “se podría haber evitado” si se hubieran tomado los recaudos necesarios para contener el sistema carcelario. “Existe por un lado superpoblación de internos y paralelamente falta personal. La situación es alarmante”, puntualizó el dirigente, quien aseguró que este panorama no es nuevo sino que se viene arrastrando desde la anterior gestión provincial. A través de un comunicado de prensa aclaró junto a otros dirigentes que “se debe responsabilizar a las autoridades provinciales y a la desidia demostrada durante años por los distintos gobiernos”. Sobre la situación de la cárcel de Cipolletti expresó que existió una importante inversión edilicia en esa penitenciaria pero que no se hizo lo mismo en materia de recursos humanos y condiciones laborales. Tanto en este penal como en el resto de la provincia (Roca, Choele Choel, Viedma y Pomona) la precariedad laboral es materia de reclamos constantes de ATE. “El personal penitenciario lleva adelante riesgosas tareas en pabellones sin resguardo alguno para los internos y para la integridad física de los celadores. Las condiciones de trabajo son infrahumanas”, denunciaron en el informe Aguiar confirmó anoche que presentará oficialmente un pedido de audiencia con el nuevo interventor del SPP, Fernando Azcoaga, para evaluar esta situación. Y adelantó que buscarán la “democratización” de la Policía rionegrina que ha sufrido “postergación” en los últimos años. Para hoy a las 9 está previsto un encuentro entre Azcoaga y referentes de los celadores en el Penal de Roca, a raíz del reclamo gremial y de la preocupación que manifestó el Observatorio de Derechos Humanos por el “ausentismo masivo” de agentes en la jornada del domingo. Ese día, después de conocerse los graves incidentes, a la carcel de Roca sólo se presentaron dos celadores a trabajar, por lo que las propias autoridades penitenciarias debieron cumplir tareas de celaduría y convocar a auxiliares de emergencia.


Comentarios


ATE reclama por condiciones “infrahumanas” tras día de ausentismo