ATE se endurece y vuelve a hablar de cortes

Ayer logró reunir cerca de 4.000 manifestantes en una marcha. Crece el malestar por el convenio colectivo elaborado por UPCN.

NEUQUÉN (AN).- ATE dio ayer su mayor demostración de fuerza en lo que va del año, al reunir cerca de 4.000 manifestantes que marcharon por las calles de la capital, en el contexto de un paro de 24 horas en toda la administración público.

El motivo: el fuerte rechazo y malestar que despertó dentro del sindicato el convenio colectivo de trabajo que elaboró su rival dentro del Estado, el gremio UPCN, que junto a los paritarios del Ejecutivo, elaboró un texto que modificaría el estatuto vigente para los empleados provinciales: el EPPECAP.

Durante el acto que se desarrolló en la Casa de Gobierno, luego de un recorrido por todo el centro de la ciudad, la dirigencia sindical, que se mostró mucho más dura que en todo el transcurso del año, advirtió al gobernador Jorge Sapag que si el texto prospera en un aval legislativo, estarían dispuestos "a volver a cortar rutas y a paralizar todas las escuelas y el Estado". Es la segunda vez que lanzan un mensaje de este tipo, desde que trascendió que el nuevo convenio está en etapa de revisión, tal como lo aseguró el subsecretario de Trabajo, Ricardo Fernández.

Así las cosas, la intención de tocar el estatuto vigente parece haber despertado mucha más bronca que la recomposición salarial que el gobierno dice que no puede conceder, pese a que el pedido volvió ser parte del reclamo que copó las inmediaciones de la Gobernación.

En el acto que contó con oradores de todos los organismos públicos, el secretario general Ernesto Contreras planteó una campaña de desafiliación "al gremio traidor de los trabajadores UPCN, aliado del sobischismo y ahora del sapagismo". Juan Kairús, en una de las pocas veces que un abogado ha hecho uso de la palabra en un acto del gremio, explicó los alcances de la modificación impulsada desde la paritaria marco para toda la administración pública de la que ATE rehusó participar, al cuestionar el padrón de afiliados en base al cual se determinó el número de paritarios que podría llevar cada sindicato.

"Promueven la disponibilidad del recurso humano; la legalización de las contratos a término; un avance sobre el pago e las licencias. Es un estatuto para legalizar la semi esclavitud", lanzó el asesor letrado del gremio. Por eso el gremio lanzó una campaña de difusión y debate dentro del Estado, para discutir los alcances de la modificación sobre el estatuto. De hecho, convocó a la dirigencia de UPCN a ser parte de este debate, y para que expliquen por qué acepta introducir esas reformas. Más allá de la invitación, ATE trató a su rival dentro del ámbito público de "entregador", como consta en las pintadas del frente de la Gobernación. El gremio, por otra parte, también pide una explicación al Estado. Mientras tanto, ya tiene lanzado otro paro, también por 24 horas, para el jueves próximo.


Comentarios


ATE se endurece y vuelve a hablar de cortes