“Atendamos al hospital”





Somos Claudio Jara e Ivonne Tejos, papás de Santy de un añito y un mes de vida, y queremos agradecer enormemente al hospital de área de nuestra ciudad, ya que el equipo de profesionales formado por los doctores M. Roussel y S. Hasdeu, entre otros, operó a Santy de una craneosinostosis de coronal izquierdo (hueso del cráneo sellado). Dicha cirugía fue realizada en el Sanatorio Juan XXIII de General Roca el 15 de marzo, con una duración de cuatro horas. Hoy Santy está con nosotros en casa, gracias a Dios recuperándose de a poquito, ya que el lapso total de recuperación será de tres años como mínimo. Lamentamos que nuestro hospital no cuente con su propia terapia pediátrica y que toda cirugía extrema tenga que ser derivada; también es de lamentar que tuvimos que recurrir a un recurso de amparo llevado adelante por el juez Cabral y Vedia de Cipolletti, quien tuvo que comunicarse con el ministro de Salud de Río Negro, Sr. Norberto Delfino, para que las placas y tornillos que necesitaba nuestro bebé estuviesen en tiempo y forma para realizar la cirugía, ya que la intervención estaba programada para el 9 de enero pasado a las 8 en el Juan XXIII, pero cuando llegaron a manos del Dr. Roussel, las placas no eran del material reabsorbible que él había especificado en su pedido sino que eran de titanio. Debido a este gravísimo error, la cirugía de Santy se retrasó en dos meses, tiempo con el cual él no contaba debido a la gravedad de su condición. Por eso, señores políticos, electos por su pueblo, solicitamos una mirada más de cerca a las ortopedias y su trato para con los pacientes que esperan y desesperan por el material requerido desde la salud pública. Por eso solicitamos sanciones a manera de “recompensa” cuando las ortopedias incurren en gravísimos errores como el que nos sucedió a nosotros con la espera de las placas para nuestro bebé de un añito. ¿De qué manera?… Que provean al hospital de área de Cipolletti (en nuestro caso) de todo tipo de insumos para la parte afectada, en nuestro caso la parte de Pediatría, desde gasas hasta alguna maquinaria necesaria para la atención que los niños requieran. Ya que siempre se saca a relucir lo malo, también expongamos lo bueno: la excelente calidad de profesionales con que cuenta dicho hospital; por otro lado, jamás se nos negó un medicamento, ni un turno, jamás nos pidieron dinero, ya que tampoco contamos con el mismo, y el presupuesto de la cirugía fue aprobado rápidamente. Para finalizar queremos recalcar una vez más lo agradecidos que estamos a nuestro hospital de área de nuestra ciudad y a sus profesionales por la calidad médica y la calidez humana. Gracias Dr. Roussel, Dra. Hasdeu, Dra. Villagra, y lo mismo para los profesionales de la Terapia Pediátrica del Juan XXIII: Dr. Ríos, Dr. Cabello, Dra. Sarah, haciéndolo extensivo a todo el personal de Enfermería de la UTI pediátrica por su trato para con nosotros y, lo más importante, para con Santy, nuestro pequeño hijo. Ivonne Tejos DNI 92.518.600 Cipolletti


Comentarios


“Atendamos al hospital”