Atentado en Israel acelera escalada de violencia

La explosión de un coche bomba en pleno corazón de Hadera causó varios muertos y heridos agravando el conflicto en Medio Oriente. El Consejo de Seguridad de ONU se reunió de urgencia. .

TEL AVIV.- Los "tambores de guerra" sonaron ayer con más fuerza en Medio Oriente. Un atentado en el norte de Tel Aviv y una respuesta a éste aumentó las víctimas fatales a siete y engrosó la de heridos a más de un centenar.

El "gran estallido" era esperado ya desde hacía varias sema-nas. En algún momento, en algún lugar, tal como temían los expertos del servicio secreto, los extremistas palestinos volverían a actuar en Israel. Y ocurrió ayer, en el centro de la ciudad de Hadera, al norte de Tel Aviv, al paso de un autobús de la compañía estatal Egged. Al menos dos israelíes murieron y otros cuatro resultaron heridos.

La agudización de la situación en los últimos días, los ataques con cohetes israelíes en Gaza, el atentado explosivo realizado por palestinos contra un autobús escolar con hijos de colonos judíos... Todo esto hacía que un ataque contra civiles en el corazón de Israel fuera sólo cuestión de tiempo.

Nadie preguntó anoche quién había puesto a rodar la espiral de violencia, ni por qué ésta se fue yendo cada vez más rápido fuera de control, sólo se culpabilizaron. El gobierno israelí responsabilizó a la Autoridad Nacional Palestina t, por permitir que en las últimas cinco semanas fueran liberados casi todos los "terroristas" de las prisiones palestinas (ver aparte) y convocó con urgencia al Gabinete de Asuntos de Seguridad.

Arafat se desprendió por su parte de toda culpa y sostuvo que la liberación fue fruto de la necesidad de proteger a los presos de los ataques israelíes. Israel replicó a esto, señalando que tales ataques fueron una represalia por el linchamiento de dos reservistas israelíes en Ramallah, mientras que la ANP sacó entonces a colación los 225 "mártires", muertos durante la nueva Intifada contra el poder israelí en los territorios ocupados.

Por su parte, Estados Unidos, condenó el ataque con coche bomba perpetrado en Israel e instaron a ambos pueblos en conflicto a cumplir los acuerdos firmados en Egipto recientemente.

El secretario de Defensa de EE.UU., William Cohen, llegaba en momentos del atentado a Israel, tras recibir la advertencia de varios países árabes de que endurecerán la presión diplomática sobre los israelíes, mientras no cese la violencia contra los palestinos.

Cohen previno el miércoles que la violencia entre israelíes y palestinos puede desbocarse, llevándose consigo lo que queda del proceso de paz. En igual sentido se pronunció el Kremlin, quien hizo un llamado a la comunidad internacional para que colaboren a frenar la escalada de violencia. El canciller turco, Ismail Cem, en tanto, presentó una propuesta de cese del fuego en momentos que aviones de guerra israelíes sobrevolaban Beirut.

Lo cierto es que el proceso de paz tuvo un nuevo revés que culminó con los sectores más radicalizados declarándose la guerra. Hamas dijo en un comunicado que llevará la muerte a todos los hogares israelíes y la extrema derecha israelí que, al tiempo que pedía la renuncia de Barak, proclamaba tener la solución para devolver la seguridad a Israel con medidas más extremas.

El principio bíblico "Ojo por ojo" no debe ser tomado en su sentido original: Israel tiene que reaccionar en cambio "con una violencia siete veces mayor", según señaló el lunes el ministro de Comunicación, Benjamin Ben Elieser. Actualmente, ninguna de las dos partes parece estar en condiciones de medir la retórica de la guerra, que día a día impulsa una escalada de la violencia en la región. (EFE, Reuters, Télam-SNI, DPA)

Crece el poder del "Halcón" Sharon

JERUSALEN.- Ariel Sharón, líder del bloque derechista Likud, está más cerca del poder en Israel, tras el atentado palestino en Hedera, mientras sus seguidores exigían anoche en Jerusalén la dimisión del primer ministro israelí, Ehud Barak.

"¡Nosotros devolveremos la seguridad a Israel y sabemos cómo hacerlo! ¡Nosotros venceremos!", repitió Sharon, el más reputado de los "halcones" de la política israelí, ante 100.000 manifestantes concentrados en la Plaza de Sión para un mitín que coincidió con ese atentado en el que murieron dos israelíes y 41 resultaron heridos.

En contra de lo esperado en medios del gobierno, Sharon no hizo siquiera mención a la formación de un gobierno de emergencia y declaró que "los palestinos declararon la guerra a Israel".

Sharón y los partidos del denominado "campo nacional", enfrentados con los del "campo de la paz", exigen un adelanto de las elecciones, un proyecto que será tratado en el Parlamento la semana próxima.

La condición para compartir un gobierno de emergencia es que Barak se desligue de los acuerdos de Oslo (1993) con la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) de Yasser Arafat, que marcan n el proceso de paz, ahora en su más grave y sangrienta crisis.

Arafat, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en los territorios autónomos de Cisjordania y Gaza, "no es nuestro socio para la paz, es un enemigo cruel", afirmó Sharón mientras la multitud gritaba en la Plaza Sión "¡Ehud, vete, vete!". "Barak me da pena", dijo Sharon. "¡Barak, sal a las calles... ¿Qué te pasa? Así no se conduce un país!", agregó.

El Gabinete de Seguridad, que preside Barak, y en el que participa Sharon y el militar más condecorado en la historia de Israel, estaba reunido anoche en Jerusalén para estudiar cuál será la represalia contra el atentado terrorista en Hedera. (EFE)

Palestinos rechazan acusaciones

JERUSALEN.- La ANP rechazó las acusaciones del Ejecutivo israelí por el atentado cometido ayer en la ciudad de Hadera, donde dos personas murieron, en tanto que primer ministro de Israel, Ehud Barak, llamó nuevamente a la creación de un gobierno de "emergencia nacional".

"Rechazo enérgicamente esas acusaciones", declaró a la prensa el consejero político del presidente palestino, Yasser Arafat, Nabil Abú Rudeina, en El Cairo. "Consideramos al gobierno israelí responsable de la escalada y de la actual tensión", agregó.

Barak responsabilizó a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por del atentado que causó al menos dos muertos y 28 heridos en Hadera, en el norte de Tel Aviv, y aseguró que "Israel ajustará sus cuentas con los autores del atentado y con sus instigadores".

"La responsabilidad la tiene la Autoridad Palestina, que liberó a terroristas del Hamas y del Jihad Islámico (movimientos integristas), y alentó y envió a su propia gente a cometer atentados. El Estado de Israel ajustará sus cuentas con los autores del atentado y con sus instigadores", advirtió el primer ministro israelí.

Sin embargo, Abu Rudeina aseguró que "Israel es responsable de la seguridad en la zona donde se produjo la explosión y no somos responsables de la seguridad en Israel, en particular luego de 50 días de bloqueo de la Franja de Gaza y de Cisjordania". El consejero de Arafat también declaró que "la prosecución de la escalada por parte de Israel tendrá resultados terribles". (Télam- SNI)

Reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la ONU convocó ayer una reunión de urgencia para examinar la situación en Israel y los territorios palestinos ocupados.

La reunión, prevista desde la tarde de ayer, ha sido convocada a petición de Libia, quien ayer solicitó esta sesión urgente tras los bombardeos que Israel llevó a cabo en la franja de Gaza. El embajador libio en la ONU, Abuzed Omar Dorda, aseguraba en la carta en la que pidió la convocatoria, que esos bombardeos "son una continuación de un inaceptable uso del poder militar por la autoridad ocupante".

"Dado que el deterioro de la situación es una amenaza a toda la región, especialmente con Israel aplicando castigos colectivos contra el pueblo palestino, en violación de las normas internacionales, solicito la convocatoria de un inmediato debate abierto", indicaba la misiva.

La convocatoria ha sido decidida apenas una hora antes de la que ya había sido programada. Fuentes destacaron que, no obstante, no se espera ninguna decisión en la reunión, sino más bien una revisión de la situación, pese a que el embajador libio pedía al Consejo de Seguridad que se tomen acciones para "garantizar la protección del pueblo palestino".

(Télam- SNI)


Comentarios


Atentado en Israel acelera escalada de violencia