Atentados combinados contra israelíes dejan 15 muertos en Kenia

Tres suicidas estallaron un coche bomba en un hotel. Hubo otro ataque fallido a un avión. Un grupo palestino se atribuyó los hechos, pero los expertos sospechan de Al Qaeda.



El concurrido hotel se incendió y quedó completamente destruido por el ataque de los terroristas suicidas.
MOMBASA (Reuters/DPA) – Un atentado suicida con un coche bomba causó ayer la muerte de 15 personas en un hotel frecuentado por israelíes en Kenia, a poca distancia del aeropuerto, donde un avión israelí de pasajeros fue atacado con misiles que erraron el blanco.

Funcionarios de Kenia e Israel rápidamente atribuyeron los atentados a la red Al Qaeda aunque un hasta ahora desconocido “Ejército Palestino” se responsabilizó de los ataques en un comunicado difundido en Beirut.

La policía detuvo a dos personas cerca del hotel .

Sin embargo un portavoz del gobierno de Estados Unidos dijo que era “prematuro saber si esto fue obra o no de Al Qaeda”.

El comisionado de la policía de Kenia Philemon Abong”o aseguró que “la información disponible indica que murieron un total de 15 personas”.

Agregó que murieron “nueve kenianos que se piensa eran trabajadores del hotel. Tres huéspedes que se cree eran israelíes y tres atacantes suicidas aún no identificados”. Varios sobrevivientes ensangrentados se dirigieron hacia la playa desde el destruido hotel Mombasa Paradise y pidieron a gritos agua. Se cree que los huéspedes del hotel eran en su mayoría israelíes.

La policía dijo que tres atacantes estrellaron un auto contra la recepción del hotel y provocaron la explosión. La mayor parte de los restos del auto quedó a 15 metros de la entrada. Fragmentos humanos yacían cerca de los metales retorcidos.

“Oímos una fuerte explosión. El edificio entero se estremeció. Por lo que tengo entendido, un coche se estrelló contra las puertas del hotel y se introdujo en el vestíbulo”, escribió la testigo Kelly Hartog al periódico The Jerusalem Post.

En un comunicado distribuido por fax en Beirut, el grupo Ejército de Palestina, hasta ahora desconocido, dijo que había enviado dos células de atacantes a Kenya para “hacer que el mundo escuche una vez más la voz de los refugiados palestinos, y para arrojar luz sobre el sionismo terrorista en Cisjordania y Gaza”.

Antes de conocerse el mensaje del grupo palestino, las autoridades israelíes y kenianas manifestaron sus sospechas de que ambos ataques fueron obra de la red Al Qaeda, a la que Washington acusa de los atentados del 11 de septiembre del año pasado contra EE.UU. y de los sangrientos ataques en 1998 contra embajadas de Kenya y Tanzania.

De ser así, sería el primer ataque directo contra israelíes por parte de la red Al Qaeda, del militante islámico Osama ben Laden.

Por su parte el primer ministro israelí, Ariel Sharon, acusó a la Autoridad Palestina y alos terroristas árabes del ataque en el hotel de Kenya y de un atentado en un centro de votación en Israel que causó ocho muertos y 36 heridos, mientras el Partido Likud de Israel realizaba elecciones internas, en la que Sharon se impuso al canciller Benjamín Netanyahu. (ver aparte)

Los atacantes del hotel también fueron descritos como de apariencia árabe que conducían un vehículo similar. “Justo después de que un grupo de turistas llegó al hotel, vi un vehículo todo terreno blanco entrando a gran velocidad por la puerta”, dijo un camarero en un hotel ubicado frente al Mombasa Paradise. “En él iban tres personas de origen árabe y después de llegar a la zona de recepción escuché una explosión y todo el hotel estaba en llamas”, agregó. La zona costera de Kenia tiene una nutrida población musulmana con vínculos tradicionales con Arabia Saudita y Yemen. El Hotel Paradise, en las afueras de Mombasa, es frecuentado por israelíes y turistas extranjeros, y según la prensa es propiedad de israelíes.

Misiles contra avión

Minutos antes de la explosión en el hotel de Mombasa, un avión israelí de la aerolínea Arkia, con 261 personas a bordo, fue atacado con dos misiles cuando despegaba del cercano aeropuerto, pero los proyectiles erraron el blanco. Ezra Gozlan, un pasajero sentado en la parte trasera de la aeronave, dijo que vio un misil pasar por encima del ala del avión momentos después del despegue.

“Todas las ruedas estaban en el aire y luego escuchamos la explosión. Pasó alrededor de un metro por encima del ala”, dijo.

Seis horas después el avión aterrizó sin problemas en Israel, escoltado por cazas de la fuerza aérea israelí. Una fuente de seguridad de Kenya dijo que se presumía que los atacantes utilizaron un lanzador portátil de misiles desde un vehículo todo terreno.

Pocas horas después de los dos atentados en la ciudad de Mombasa, un pequeño avión donde viajaban turistas se estrelló en el suroeste de Kenya tras despegar de Mombasa.

La policía, sin embargo, descartó cualquier vínculo entre el accidente de la avioneta y los atentados en Mombasa.

“La gente gritaba, pedía agua “

Un testigo israelí, Hartog, escribiendo para The Jerusalem Post, llegó al hotel sólo dos minutos antes de la explosión. “Vi a personas cubiertas de sangre, incluso niños. Todo el mundo gritaba. Desde el restaurante salimos en masa a la playa. No había médicos”. “La gente pedía agua, pero no había agua embotellada y el agua del grifo no es potable. Nuestro guía estaba desaparecido. Lleva desaparecido tres horas”.

El portavoz de un hospital dijo que los heridos eran “todos extranjeros (blancos) y tenían diversas heridas. Algunos tenían quemaduras, otros cortes profundos y algunos objetos de metal incrustados en el cuerpo”. (DPA)


Comentarios


Atentados combinados contra israelíes dejan 15 muertos en Kenia