Atentaron contra la casa del intendente de Junín

El ataque fue a la madrugada cuando la familia dormía.





José Cusit

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Personas anónimas atentaron contra la vivienda del intendente de esta ciudad, Juan Linares, arrojándole pedradas que hicieron añicos los ventanales que dan a la calle Picunches al 500 del barrio Lanín. El jefe municipal está convencido de que se trató de una represalia enmarcada en su gestión de gobierno. Linares realizó la denuncia ante la policía, y preveía mantener un contacto telefónico con el ministro de Coordinación de Gabinete, Gabriel Gastaminza. Al momento del incidente, en la vivienda se hallaban el intendente, su esposa y el pequeño hijo de ambos, de ocho años. En diálogo con este diario, Linares dijo que “alrededor de las 4.30 de la madrugada, estábamos durmiendo y me despierto exaltado por un ruido raro. Me levanto y voy a la sala y allí me encuentro con la cortina caída hacia el interior y con dos agujeros en los ventanales, uno más grande y otro más pequeño”. “Salí como pude a la calle, sin pensarlo, y no había nadie pero en la acera de enfrente había varias piedras amontonadas; creo que las llevaron hasta allí con la intención de arrojar una lluvia de piedras, pero el primer ruido fuerte los debe haber asustado y se dieron a la fuga, cobardemente”, refirió el jefe municipal. En ese sentido, explicó que caminé varios metros por la calle, en total soledad, pero no vi a nadie. Era alrededor de las 4.30 de la madrugada y había fuerte viento en ese momento. Tampoco salió ningún vecino y, tengo entendido, nadie de la cuadra dijo haber escuchado o visto nada…”. Ante una pregunta de “Río Negro”, Linares no dudó en señalar que “este es un atentado, un hecho vandálico y yo no tengo dudas de que está vinculado con la gestión de mi gobierno”. Sin embargo, el intendente peronista prefirió no hacer conjeturas públicas sobre las eventuales responsabilidades y el presunto origen del ataque. “Está claro que es una forma de amedrentamiento, un método cobarde de alguien o de algunos que no quieren que las cosas se hagan bien en la ciudad o que no quiere perder algún privilegio, vaya uno a saber…”, deslizó Linares. Como se apuntó, tras el suceso y una vez que regresó a su hogar tras la fallida búsqueda de lo responsables en la fría noche juninense, Linares se puso en contacto con la Policía, que de inmediato destinó un móvil hacia su domicilio. Hasta las horas del alba hubo custodia en el lugar, a la vez que se realizaron las distintas diligencias y pericias.

Rompieron los vidrios de la vivienda de Linares a pedradas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Atentaron contra la casa del intendente de Junín