Atraso en el blanqueo de sumas para la jubilación

Apuntan a subir aportes para luego mejorar sus haberes de pasivos.

#

Archivo

VIEDMA (AV).- Una sorpresa negativa se llevó un importante grupo de estatales rionegrinos cuando este fin de semana tomó conocimiento que aún no están siendo beneficiados con el blanqueo de sumas no remunerativas para conseguir una mejor posición jubilatoria cuando les falta poco para entrar en pasividad. El inconveniente está relacionado con la demora en reglamentar una norma que si bien entró en vigencia restan algunas medidas vinculadas a su puesta en práctica. Al menos, esa es la versión que tienen las diversas oficinas de liquidaciones de sueldos de las reparticiones donde trabajan este sector. Inicialmente, se había anunciando que unos 2.000 agentes públicos -que tienen posibilidad de jubilarse en poco tiempo más y hasta dentro de 10 años- tendrían retenciones con la liquidación de junio por la totalidad de sus haberes, incorporándose aquellos montos, hasta ahora no remunerativos. Se trata de la Ley 4640 que está destinada al mejoramiento de aportes para su futuro beneficio jubilatorio, aún cuando esas retenciones representarán una disminución de esos próximos haberes a partir del aumento de la contribución previsional y de la asignación al Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross). La norma establece que todo el personal del Poder Ejecutivo comprendido en las edades de 50 años para las mujeres y 55 años para los hombres se incorporarán “todos sus adicionales como sumas remunerativas sujetas a aportes”. Las primeras informaciones revelaron que en el transcurso de mayo, el Poder Ejecutivo provincial procedería a reglamentar esa norma y promover su aplicación. La puesta en marcha representará una baja aproximadamente de un 4% a 5% a partir de la aplicación de un 16,5% en esos montos, hasta ahora, no remunerativos. Esta porción de esos 2.000 haberes difieren en la conformación total de la remuneración. Esta reforma se originó en un proyecto del legislador del bloque Encuentro Facundo López, orientada inicialmente al personal de Salud Pública, con mayor porcentaje de sumas no remunerativas. Luego se acordó incorporar a todo el personal del Ejecutivo. La norma fue inspirada en otros escalafones. Por caso, los docentes quienes ya tienen un tratamiento salarial equivalente al transformar en sumas remunerativas aquellos montos que no lo eran cuando ese personal se aproximaba a su jubilación.

Los futuros beneficiados recibieron los salarios de junio con los descuentos de ley que deberían aplicarse sobre las sumas blanqueadas.


Comentarios


Atraso en el blanqueo de sumas para la jubilación