Audi con drogas: el Tribunal no le creyó y lo condenaron a siete años



ROCA (AR).- Los integrantes del Tribunal Oral Federal de esta ciudad no le creyeron la versión de la supuesta venta de un moderno Audi A6 a Cristian Maximiliano Zeni, quien el 7 de mayo pasado se accidentó durante la noche con ese auto cerca de Catriel descubriéndose que llevaba 79 kilos de cocaína, y lo condenaron a siete años de prisión.

El imputado, oriundo de Buenos Aires, había declarado que había conocido a un señor de apellido Castillo, quien posteriormente -y según su versión- iba a comprale el auto. Dijo que le pidió verificar si tenía reparación en su parte eléctrica y luego se encontraron a cenar en una parrilla del barrio porteño de Belgrano donde Castillo le entregó diez mil dólares y le pidió quedarse hasta el otro día con el auto para hacerle el mantenimiento de aceite y neumáticos.

Al otro día emprendieron el viaje a Neuquén donde supuestamente se iba a cerrar la operación. Zeni dijo que abrió el baúl para poner su mochila y no advirtió que haya habido droga ni nada raro. Durante el viaje se sintió muy cansado y cree que esa fue la causa del accidente, y que si hubiera sabido que había algo raro en el vehículo, no hubiera venido a más de 200 kilómetros por hora.

Los integrantes del Tribunal Oral, al igual que el fiscal Mario Sabas Herrera, no creyeron en la versión del imputado. “Habida cuenta de su volumen, no es creíble que (los paquetes con droga) puedan pasar desapercibidos en un espacio de las dimensiones de un automóvil. Más aún si, como manifestó Zeni en el juicio, él abrió el baúl para dejar su equipaje y comprobar si la rueda de auxilio estaba en condiciones. Tampoco es creíble que haya pasado inadvertido un doble fondo o algún otro artilugio destinado a ocultarlos, ya que para el propio poseedor de un automotor -y Zeni lo había sido, según sus dichos, hasta la noche anterior- tiene necesariamente que resultar llamativo un agregado de esta naturaleza”.


Comentarios


Audi con drogas: el Tribunal no le creyó y lo condenaron a siete años