Auditoría pone en duda sustentabilidad de Anses

Dijo que el pasivo omitido supera el billón de pesos. Advirtió “enorme discrecionalidad” en el gasto fiscal.



#

El auditor general de la Nación realizó en la Cámara Alta un detallado informe sobre el análisis de las cuentas públicas.

EL PAÍS

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), que administra los fondos de las jubilaciones y pensiones, presenta “graves problemas de sustentabilidad todavía no dimensionados” con un pasivo omitido que “supera largamente el billón de pesos”, aseguró en un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN), su presidente, Leandro Despouy.

A nivel más general, el organismo denunció que el informe presentado por ese organismo de control sobre la década kirchnerista “muestra que la ejecución presupuestaria” así como “la reasignación de partidas” ha sido “de una enorme discrecionalidad” y sostuvo que el Presupuesto de esos años ha sido utilizado como “herramienta de disciplinamiento político”. También, advirtió sobre la diferencia existente “entre el Presupuesto aprobado y el ejecutado, que, en estos años, ha sido de 20% promedio”, al finalizar ayer la presentación, en el Senado, de “La rendición de cuentas del Estado” entre 2003-2012.

La AGN solicitó además “monitorear” la evolución de los compromisos tomados por el Tesoro con la Anses y el Banco Central, ya que podrían “vaciar” los activos del Estado, dijo.

El titular del organismo de control alertó especialmente sobre la “incertidumbre” y las “serias dudas” que surgen de las cuentas de la Anses.

“A contramano de los estándares contables de la profesión no se registra la deuda con los aportantes activos del sistema porque no se previsionan de manera cabal los juicios contra la Anses y porque ciertos activos en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad no están contabilizados de manera consistente en los registros del Estado”, escribió Despouy. “Todo ello quita transparencia y certidumbre a una de las cuentas más importantes de la Administración Nacional”, añadió, luego de destacar que el caso de la Anses fue uno de los que más diferencias marcó dentro de la Auditoría entre los representantes del oficialismo y los de la oposición.

Por esa razón, Despouy aclaró en primera persona en la presentación que “a mi criterio y el de los auditores que me han acompañado en el voto (la Anses) tiene graves problemas de sustentabilidad todavía no dimensionados” y que potr eso resolvieron abstenerse al votar el dictamen.

Existe “la imperiosa necesidad de hacer el cómputo adecuado de los beneficiarios del sistema y establecer con claridad la forma en que hará frente a la actualización judicial y al pago de las jubilaciones en el futuro. De lo contrario, podríamos estar desatendiendo una seria amenaza a la sustentabilidad del sistema, como lo hace la mayoría oficialista al emitir una opinión favorable”, alertó. Señaló que “se deduce que el pasivo omitido por la Anses supera largamente el billón de pesos, mientras que su patrimonio neto es de sólo $230.000 millones (según Cuenta de Inversión 2012)”. Asimismo, denunció “desvíos” de recursos que no tienen como destino el área previsional ya que “dentro de los gastos financiados desde la Anses contrariando la normativa vigente, hay gastos del ministerio de Desarrollo Social, entre otros”.

(DyN)


Comentarios


Auditoría pone en duda sustentabilidad de Anses