Aumenta la controversia porlos campos de Pichileufu



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El director de Tierras, Jorge Belacín, descartó irregularidades en la adjudicación de tierras fiscales de Pichileufu a un ciudadano neuquino, mientras los productores de ese paraje denunciaron que el organismo les dispensa un “trato discriminatorio”.

El funcionario defendió la adjudicación a Joaquín Pandolfi del campo que ocupa la familia Linares desde 1935 explicando que ese inmueble fiscal fue declarado “desocupado” en 2006.

“El conflicto no involucra tierras fiscales, sino la ocupación entre dos personas, una reconocida y otra no reconocida. La ley reconoce al señor Pandolfi, que tiene campos linderos al de ex-Linares, queda tipificado como poblador y puede usar ese territorio”, detalló Belacín.

Hace algo más de un año Pandolfi compró los derechos fiscales, acciones y mejoras sobre parte de las tierras que posee la familia Morris en el paraje y luego reclamó el derecho de extenderse a la tierra donde nació Domingo Linares, por la cual se accede al río Pichileufu.

“Él (Pandolfi) solicitó el campo que estaba desocupado y tipificado como abandonado en la ley 279, porque

no había presencia ni aminales ni nada” sostuvo el funcionario. (Ver aparte)

La adjudicación del campo fue duramente cuestionada en una carta abierta firmada por pobladores del paraje e integrantes de la Cooperativa Peumayen, que exigieron la presencia de Belacín en el lugar para que explique la “venta irregular” del “predio de nuestro vecino Linares”.

En la misiva denuncian que “Pandolfi compró derechos fiscales de la familia Morris desconociendo la legislación”. Además plantean que “ante el atropello cometido contra Linares, vecina de Pichileufu y miembro de la Cooperativa Peumayen, queremos denunciar el trato discriminatorio que sufrimos los pequeños productores, que nos sentimos desprotegidos por el gobierno provincial”.

La controvertida disputa por el campo se refleja en tres denuncias de ursurpación cruzadas que tramitan en los tribunales locales, ajenas a la desafectación y la nueva adjudicación de las tierras.

La primera denuncia que tramita en el juzgado de instrucción 4, fue presentada en julio por Ricardo Pastor contra la familia Linares. Un mes después las denunciadas, Rosario y Narcisa Linares, acusaron a Pastor y a Facundo Logreco, de usurpar el campo de su padre.

Por último, el mes pasado, Rosario Linares denunció a Logreco y Joaquín Pandolfi por la instalación de una casilla rodante y materiales de construcción en las tierras fiscales que reclama la familia.


Comentarios


Aumenta la controversia porlos campos de Pichileufu