Aumentos nuestros de cada verano

Naftas, supermercados, prepagas, electricidad y transporte ya tienen pautado aumentos durante enero y febrero. Los incrementos complican el cumplimiento de las nuevas metas de inflación para el 2018 anunciadas hace apenas una semana.

1
#

Verano caliente. Durante enero y febrero se incrementará fuerte el costo de vida.

2
#

Metas. El objetivo del gobierno es una inflación del 15% para todo el 2018.

Parece un clásico de cada verano: una vez transcurridas las Fiestas, es necesario afrontar los aumentos de precio de diversa magnitud en diferentes componentes de la canasta familiar.

Apenas una semana después del anuncio de las nuevas metas de inflación para el presente año, el mayor interrogante es de qué forma se logrará el cumplimiento del objetivo, cuando el horizonte inmediato está llenó de fuertes aumentos para el costo de vida. Es que en el 2018 los dos primeros meses del año vienen recargados de aumentos que impactarán fuerte en el bolsillo en medio del periodo estival.

El primer incremento que ya está en vigencia es el de las naftas. La petrolera estatal YPF ya había implementado un aumento de precios del 6% durante el mes de diciembre. Pero el salto en la cotización del dólar en la última semana del año pasado, generó un nuevo aumento del 5% que ya se verifica en las estaciones de servicio de todo el país. Se trata de un insumo clave, no sólo porque será más caro llenar el tanque en las vacaciones, sino por la incidencia en el costo del transporte de los bienes de consumo. Es evidente que más temprano que tarde el mayor costo del transporte se trasladará a los precios de consumo masivo.

Precisamente los supermercados fueron los primeros en usar la remarcadora en enero. El primer día hábil del año los súper mayoristas aplicaron un 12% de aumento a distintos productos.

Los servicios son un ítem reservado para el segundo mes del año.

La tarifa eléctrica volverá a subir en febrero. En el ámbito de la CABA el aumento será en promedio del 12%. En Neuquén, la Cooperativa CALF ya anunció un ajuste del 32% desde febrero y uno más del 6% al finalizar el verano.

En cuanto a la salud, las prepagas ya fueron autorizadas por el Ministerio de Salud para aplicar un nuevo incremento del 4% en la tarifa. La cobertura privada de salud ya había aumentado un 6% en diciembre y terminó el 2017 con una suba total del 31,3%, muy por encima de la inflación del año.

El transporte es un capítulo aparte. “No habrá tarifazo en trenes y colectivos después de las elecciones”, afirmó el ministro de Transporte Guillermo Dietrich en plena campaña electoral durante el mes de mayo del año pasado. Llamativamente, con el anuncio de los aumentos en el transporte público de pasajeros anunciado esta semana para la Capital Federal y el conurbano bonaerense, el gobierno acaba de desdecir una vez más con hechos las promesas de campaña. El anuncio implica un aumento de hasta el 66% en la tarifa de trenes y colectivos. Para alivianar el impacto se anunció la creación de la Red SUBE, mediante la cual el usuario recibe un descuento al abordar al segundo y al tercer medio de transporte durante el mismo día. Distintos relevamientos indican que el beneficio alcanza apenas al 15% de los usuarios del transporte público en la zona metropolitana, por lo cual se descuenta el fuerte impacto que el aumento tendrá en el bolsillo.

En nuestra región, los últimos aumentos en el precio de transporte interurbano tuvieron lugar en el verano del 2017, por lo cual se descuenta que habrá un ajuste durante el presente periodo estival, pero aún se desconoce la magnitud.

La serie de aumentos que inciden de forma directa sobre la canasta familiar atenta contra la nueva meta de inflación que el gobierno acaba de anunciar.

Datos

Datos

La serie de aumentos que inciden de forma directa sobre la canasta familiar atenta contra la nueva meta de inflación que el gobierno acaba de anunciar.
5%
El aumento en las naftas que ya rige en las estaciones de servicio a lo largo y ancho de todo el país.
66%
El aumento anunciado para el transporte de pasajeros en CABA y el conurbano.

Comentarios


Aumentos nuestros de cada verano