Aún no encuentran al asesino del odontólogo

Siguen rastrillando en Rincón de los Sauces y alrededores. Ayer intervinieron policías con perros y otros con caballos. Buscan a una persona de 50 años que pinta viviendas.




NEUQUÉN (AN).- Con la ayuda de dos perros y tres caballos, la policía buscó ayer en Rincón de los Sauces al sospechoso del crimen del odontólogo Manuel Chirino, ocurrido el miércoles a la noche en el centro de la localidad petrolera.

Los investigadores están tras una persona de 50 años que vive sola y que es pintor de viviendas, informaron ayer a "Río Negro" fuentes policiales.

Los investigadores culminaron los primeros rastrillajes ayer a la dos de la madrugada y retomaron la tarea después del mediodía, informaron las fuentes.

Los trabajos, en los que intervienen además dos patrulleros de la división motos y siete efectivos de homicidios, culminaron ayer antes de las 20 y seguirán hoy.

A Chirino, un profesional de 34 años, lo mataron de dos disparos efectuados desde corta distancia cuando estaba sentado en su vehículo, un Renault Kangoo frente a la vivienda de unos amigos. Los disparos se hicieron desde corta distancia, según determinaron las pericias.

El autor del crimen no se llevó nada. Por tal motivo se descartó el robo como el móvil. Por el contrario cobró fuerza el de un problema económico ya que la víctima habría contraído deudas a partir de la construcción de algunos departamentos.

El odontólogo asesinado vivía en la localidad desde hacía más de diez años y tenía un consultorio conocido en Rincón.

El crimen sucedió a las 21.30 frente a na vivienda ubicada en Río Negro al 400. Antes de morir, Chirino estaba con unos amigos y recibió una llamada en su teléfono celular. "Enseguida vuelvo", les dijo y salió de la vivienda. Poco tiempo después llegaron a la casa de calle Río Negro otros amigos y encontraron estacionada en la puerta la Kangoo con el cuerpo, ya sin vida, del odontólogo en el interior.

A la víctima le dispararon al menos tres veces y dos de los impactos dieron, uno en el parietal izquierdo y el otro en el lado izquierdo del cuerpo.

Según se desprende de la reconstrucción que se hizo del crimen, Chirino se encontraba sentado al volante del vehículo con la ventanilla baja cuando fue baleado.

El autor del crimen disparó del lado del conductor sin subir al vehículo.

Las fuentes policiales consultadas ayer dijeron que se sigue buscando en Rincón de los Sauces porque el supuesto autor no salió de la localidad o se encuentra en los alrededores.


Comentarios


Aún no encuentran al asesino del odontólogo