Aún no encuentran al chofer de Aluminé 5-7-03



ALUMINE (AZ).- Los investigadores de la desaparición de Darío Romero relativizaron ayer la hipótesis de un suicidio al tiempo que abonaron la teoría de un intento por aislarse de su familia que por alguna razón pudo haber terminado mal Mientras, a medida que pasan las horas, el destino del chofer del hospital local que desapareció hace más de quince días en esta ciudad se hace más incierto y crece el pesimismo entre los pesquisas. Si bien no se descarta la alternativa de que haya viajado a otra localidad, la posibilidad más firme señala que pudo haber buscado refugio en algún lugar cercano al pueblo.

Mientras la policía y sus familiares intensifican la búsqueda, fuentes consultadas ayer por "Río Negro" explicaron que a medida que transcurren los días se desvanecen las esperanzas y se multiplican las hipótesis.

Se sabe que Romero abandonó su hogar hace unos quince días luego de protagonizar una discusión familiar con su esposa. Si bien anteriormente el propio Romero mencionó la posibilidad de un suicidio, los pesquisas no encontraron indicios que puedan sustentar a través de pistas firmes esta posibilidad al menos por el momento.

Darío Romero, de 34 años, se desempeñaba como chofer de la ambulancia del hospital de Aluminé y no tendría enemistades que pudieran tener vinculación con su prolongada desaparición.

Los investigadores recorrieron con insistencia la zona cercana al río en busca de alguna huella que pueda determinar si efectivamente concretó sus amenazas de suicidio pero no encontraron nada.

En la localidad circulan versiones de todo tipo a la hora de explicar la desaparición pero para la justicia la más firme es que pudo haber decidido pasar unos días aislado como consecuencia de las desavenien


Comentarios


Aún no encuentran al chofer de Aluminé 5-7-03