Aún no se decide la suerte de Michael Jackson

Tras el quinto día de deliberaciones, el jurado aún no emitió su veredicto.



SANTA MARIA, Estados Unidos (AFP).- A pedido de uno de los jurados, el quinto día de deliberaciones en el caso Michael Jackson finalizó ayer anticipadamente, sin llegar a un veredicto y en medio de excentricidades de la gente reunida ante la corte. Mientras, el cantante acusado de abuso sexual de un menor permaneció en Neverland debido a un dolor de espalda.

Los cuatro hombres y ocho mujeres del jurado pusieron fin a la jornada a tres horas de haber comenzado, debido a que varios de ellos querían asistir a una ceremonia de graduación liceal, y se retiraron del edificio de la corte de Santa María en dos camionetas blancas.

Según una fuente de la corte, los jurados no presentaron ninguna pregunta para el juez Rodney Melville ni solicitaron nuevas lecturas de los registros de los testimonios durante las deliberaciones de la mañana.

Sin información proveniente de la sala donde se reúne el panel -cuyos miembros tienen prohibido hablar del caso con terceros-, el único dato que se tuvo de las deliberaciones surgió el lunes, cuando la corte anunció que habían planteado una pregunta al juez Melville, sin dar detalles del tema.

Ayer, Jackson permaneció en Neverland junto a sus padres y todos sus hermanos, con un dolor de espalda que el miércoles motivó que estuviera varias horas en el hospital, según uno de sus asesores. Al inicio de las deliberaciones, el juez Melville autorizó al cantante a esperar la pronunciación del panel en su rancho, a media hora de la corte.

La tensión crece rápidamente en los alrededores de la corte y ya generó varios enfrentamientos verbales entre los miles de fanáticos a favor y en contra de Jackson, y también con la prensa.

Los que lo apoyan se enfrentaron en duelos feroces de palabra contra hombres que llegaron con la Biblia y crucifijos en mano a exigirles que se arrepientan. Uno de los críticos exhibía en alto un cartel con la leyenda "Ejecuten a todos los homosexuales pedófilos", y otro coreaba "reina del Pop".

Por momentos, los fans descargan su rabia y frustración en los medios, a los que culpan por muchas de las desgracias de Jackson. Una televisora estadounidense contrató guardias privados de seguridad para proteger a su informativista estrella, quien ha sido el blanco principal de la ira de los fans.

Las fuerzas de seguridad mantienen estrechamente vigilados a los fans, y tienen un escuadrón antibombas y una fuerza de reacción rápida preparados para actuar en cualquier momento en caso de disturbios.

Jackson, de 46 años y padre de tres hijos, está acusado de abusar de un adolescente de 13 años entre febrero y marzo de 2003 en su rancho Neverland.

Una condena por cualquiera de los diez cargos implica ir a la cárcel.

Jackson, que niega las acusaciones, podría pasar un máximo de 20 años preso.

La defensa afirma que todo el caso está basado en mentiras de una familia de estafadores que intenta sacarle dinero.

Una fortuna que poco a poco se consume

LOS ANGELES (AP).- En los diez años transcurridos desde que el cantante Michael Jackson fue acusado por primera vez de abuso sexual de menores, las ventas de sus discos se han esfumado, sus conciertos han sido cada vez menos frecuentes, y sus ingresos han disminuido.

No obstante, el artista ha mantenido un estilo de vida opulento, tan fastuoso que los fiscales afirman que gasta como si tuviera miles de millones de dólares cuando sólo tiene millones.

Pocos detalles acerca de las finanzas de Jackson quedaron aclarados del todo durante el proceso legal. Pero el contador forense John Duross O'Bryan declaró que el cantante sufría de una "crisis crónica de efectivo" y gastaba anualmente de 20 a 30 millones de dólares más de lo que ganaba.

O'Bryan dijo que un balance fechado a 30 de junio del 2002 indicó que Jackson tenía activos por 130 millones de dólares y pasivos por un total de 415 millones. El testimonio incluyó referencias a notas enviadas a Jackson por sus asesores financieros, en que advertían al cantante que para cerrar los libros y pagar los enormes préstamos facilitados por Bank of America Corporation, podría tener que vender su parte del catálogo Sony/ATV Music Publishing, que abarca un 50%.

El catálogo posee y administra los derechos de millares de temas musicales, incluyendo 251 composiciones de los Beatles.

Los analistas calculan que Sony/ATV podría tener un valor de hasta mil millones de dólares.

El catálogo suministra a Jackson una corriente fija de ingresos y ha sido utilizado como garantía real para obtener un crédito de 200 millones de dólares de parte de Bank of America.

La posibilidad de vender su parte del catálogo ha dividido a los asesores de Jackson. En meses recientes, algunos le han instado a cancelar la deuda vendiendo parte o incluso todos sus intereses en la industria de las ediciones musicales, dijo el pastor protestante Jesse Jackson.


Comentarios


Aún no se decide la suerte de Michael Jackson